Miércoles, 13 de diciembre de 2017

García Cirac pide implicación en la protección del patrimonio cultural

La Comunidad tiene 2.200 Bienes de Interés Cultural, 23.000 yacimientos inventariados o 300.000 bienes muebles eclesiásticos
La consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac

El importante número de bienes culturales y la dispersión territorial son dos de los factores que hacen que la seguridad y la protección del patrimonio sea “imprescindible” en Castilla y León. Así lo ha manifestado la consejera de Cultura y Turismo, María Josefa García Cirac, recordando que la Comunidad tiene 2.200 Bienes de Interés Cultural, 23.000 yacimientos inventariados o 300.000 bienes muebles del inventario eclesiástico. Por ello, ha subrayado la importancia de “la intervención activa por parte de todos” y, en concreto, “de los titulares y agentes sociales más cercanos a estos bienes, que deben erigirse en agentes activos al servicio de la seguridad del patrimonio”.

La jornada se desarrollará a lo largo de la mañana y en ella se abordarán aspectos teóricos y prácticos sobre el acceso y utilidades de la base de datos de Patrimonio Cultural, para facilitar la labor que desarrolla la Guardia Civil. Durante su presentación, la consejera ha agradecido y reconocido el trabajo de los agentes de la Guardia Civil  y ha destacado el importante papel que juegan las nuevas tecnologías en la tarea de proteger el patrimonio cultural. En este sentido, ha mencionado que el Plan de Intervención en el Patrimonio, PAHIS 2020 contempla la utilización de nuevas tecnologías en el control de la apertura y la presencia de monumentos ubicados en el ámbito rural, a través de la monitorización y vigilancia a distancia. Además, está prevista la elaboración de un manual para la seguridad y prevención ante el expolio.

Desde la Consejería de Cultura y Turismo se están desarrollando acciones pioneras en materia de seguridad. Desde hace años existe un convenio con la Delegación del Gobierno en Castilla y León para intensificar la cooperación e ámbitos como la formación mutua y en el de la transmisión de información. También con las Diócesis hay un acuerdo de colaboración para hacer que todos los proyectos de intervención y restauración que se lleven a cabo, incluyan siempre aquellas medidas destinadas a incrementar la seguridad activa y pasiva del propio inmueble y los bienes muebles en ellos contenidos.  Además, se han instalado alarmas en más de 332 templos de la Comunidad.

La Junta de Castilla y León ha puesto en marcha encuentros de formación y sensibilización impartidos por personal de la Administración y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, dirigidas a los titulares y gestores inmediatos de los templos. También se han constituido Comités Territoriales de Seguridad en las provincias y se colabora en las campañas intensivas de vigilancia en yacimientos arqueológicos llevadas a cabo por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, además de elaborar mapas de riesgo de los lugares más vulnerables. Por último, cabe recordar que recientemente se ha presentado el Programa de Protección ante Emergencias del Patrimonio Histórico de Castilla y León y se han celebrado unas Jornadas Técnicas en el Archivo Histórico Provincial de Ávila.