Domingo, 17 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Medio Ambiente confirma la muerte de un becerro en Bogajo por ataque de lobo

Manuel Román González ya sufrió otro ataque en enero de 2015, entonces perdió una treintena de cabezas de ganado entre corderos y ovejas

El becerro tenía ya cerca de 20 días desde su nacimiento

Y mientras los alcaldes mostraban su indignación por la ineficacia de las medidas de la Administración para frenar los ataques de lobos al ganado, otra explotación de la comarca de Vitigudino era víctima del depredador, y no era la primera vez.

Manuel Román González, ganadero de la localidad de Bogajo, se veía este lunes de nuevo inmerso en los trámites para denunciar los daños producidos por el último ataque de lobo en la comarca. Si en enero de 2015 sufría la friolera de 30 bajas en su rebaño, entre corderos y ovejas, ahora la víctima era un becerro de no más de 20 días.

El ataque tuvo lugar el pasado domingo y, hoy lunes, la patrulla de Medio Ambiente certificaba los daños poniendo al lobo como autor. Ayer domingo, un ganadero de Traguntía denunciaba la muerte de otro becerro el día antes. Por la cercanía de ambos ataques cabe pensar que puede ser el mismo autor.

Este es el enésimo ataque de lobos en la comarca de Vitigudino en el último año. Desde enero pasado la Patrulla de Control del Lobo cuenta con la autorización para abatir un ejemplar en la comarca de Vitigudino, donde desde primeros de año se han registrado más de 200 bajas entre ovejas y becerros.

Respecto a número de lobos abatidos en lo transcurrido de 2015 y 2016, en la comarca de Vitigudino no ha sido  abatido ningún ejemplar, si bien, por proximidad, podría decirse que el cazado en enero de este año por la Patrulla de Control –en Castillejo de Martín Viejo– tenía en El Abadengo su zona de caza.

Hay que señalar que la presencia del lobo en esta comarca no tiene otros argumentos que la abundancia de ganado, pues en la comarca de Vitigudino el lobo carece de presas naturales suficientes para responder a sus necesidades alimenticias. En este sentido, serían pequeños jabatos o corcinos sus únicas piezas de caza posibles, animales –por otro lado– accesibles para el lobo durante un corto periodo de tiempo. Es decir, sin la accesibilidad al ganado, el lobo no podría sobrevivir en Arribes.