Lunes, 11 de diciembre de 2017

La ermita de Candelario

Destaca un retablo de madera con la imagen del Cristo de una iglesia desaparecida en Béjar por el que los candelarienses tienen una gran devoción, así como el artesonado de su interior

Esta ermita también llamada del Humilladero, es una recoleta obra del siglo XVIII, dotada de un porche a la entrada sostenido por cuatro columnas.

Lo más destacado es un retablo de madera con la imagen del Cristo de una iglesia desaparecida en Béjar por el que los candelarienses tienen una gran devoción, así como el artesonado de su interior.

Sus muros encierran un legado artístico en el que se encuentran obras como la imagen del Flagelado, del escultor bejarano González Macías y una extraordinaria talla de San Vicente.

Dedicada al Cristo del Refugio con retablo barroco, se encuentra a la entrada del pueblo.

El uno de mayo se celebra su fiesta con una procesión del Cristo del Refugio en la que es llevado desde la ermita hasta la parroquia rezando un novenario, y al domingo posterior a la finalización se devuelve la imagen a la ermita.

Es una fiesta que cuenta con gran devoción entre los vecinos.

FOTOGRAFÍAS

PRIMERA
Ermita del Humilladero.
Sin fecha ni autor conocidos.

SEGUNDA Y TERCERA
Procesión en la ermita del Humilladero.
Años 60.
Del baúl de Julio el fotógrafo.
Fuente: Candelario No sabías que | de Joaquín Sierra.

Esperanza Vicente Macías