Lunes, 18 de diciembre de 2017

¿Se puede ser más antiguo?

 

Ocurre que cuando empezamos buscando algo concreto, sin saber cómo acabamos metidos en unas y otras cosas que no teníamos previsto buscar, pero que nos va llevando a ellas la simple curiosidad.

Y en estos navegares fui a dar al certamen de carteles que convoca el Ayuntamiento de Soria cada año con motivo de sus fiestas patronales..

Lo que me llamó la atención, tánto como para detenerme en verlos, fueron los que estaban expuestos a la espera del veredicto final. Sorpresa, incredulidad...no sé cómo explicarlo.

Sol, vino y toros. Así podría resumirse su original contenido con un listado de doctos y significativos títulos:

-Con la bota

-Saca la bota

-Con los cuernos sol

-San Juan torero

-Vinotauro

-Vino el toro

-Cabeza de toro y vino

-Los toros son un puntazo

Etc.

No es cosa mía, no. Son los títulos reales de algunos de los carteles.

A la vista de ésto, me digo: Soria, ¡por Dios!, ¿es todo lo que se te ocurre resaltar para anunciar tus fiestas patronales?¿ Con esto pretendes atraer visitantes?

¿Se puede ser más antiguo?

Parece mentira que con lo que tiene Soria de historia, monumentos, arte, paisajes y bagaje cultural, se recurra a atraer al personal con símbolos de la España cañí, la de la pandereta, la de jaca ven pacá que te voy a poner buena.

Solo en uno de esos carteles aparecen, como fondo apenas legible, textos que supongo de Machado, pero eso sí, con el contorno de un toro. Vamos que en semejante muestra solo ha faltado la flamenca encima del televisor.

Días después he visto la selección de los seis finalistas. Los títulos ya son más “normales”, incluso suenan bien. Pero el contenido no son más que toros, toros, toros.

¡Ay Antonio! ¿Ya nadie en Soria ve tus ruiseñores en las riberas del río? ¿Ya nadie escucha la eterna estrofa de agua? ¿La ciudad vuelve la espalda a su abundante caudal cultural?

Navegando me encontré con los carteles de las fiestas patronales de Soria, en las que por alguna razón que desconozco, los toros deben ser lo único atrayente. Y he dado mi opinión.

Como castellano-leonesa me ha dado vergüencilla.

Y así lo escribo.