Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El Centro Ecuestre La Aldehuela, un negocio familiar adaptado a las exigencias

  • Con el Club, el negocio que fundó Julio Rosell repuntó para seguir siendo el referente del caballo salmantino

A diez minutos de Salamanca, en Cabrerizos, se encuentra el Centro Ecuestre La Aldehuela, un enclave en el que los salmantinos tienen la posibilidad de vivir la experiencia de la equitación. Se trata de un negocio familiar, impulsado por Julio Rosell, un ganadero que convirtió sus tierras de siembra en el lugar del caballo en Salamanca. Con más de 20 años de experiencia y cerca de 200 socios, el negocio ha tenido que adaptarse a las necesidades que exige la actual realidad.

Todo empezó hace más de 20 años. Julio Rosell creó una yeguada y comenzó a criar caballos de pura raza española. “Es el caballo de los reyes”, dice Elvira, la hija de Julio. Ella se encarga de administrar las instalaciones y de apoyar en las clases de equitación. El pura raza española está caracterizado por su belleza y por su nobleza en el trato, lo que lo hace ideal y muy demandado para la doma clásica.

No es barato el precio de estos valiosos animales. Un potro puede rondar los 1000 euros, aunque parece accesible si se compara con los 20000 euros que suele costar un semental. México o Estados Unidos son lugares donde se aprecia este tipo de caballo, puntos de exportación de esta yeguada. “Cuando decayeron las ventas del pura raza española, decidimos crear el Club para repuntar”, cuenta Elvira.

Así fue cómo en 2012 arrancó el Club, que ofrece todo tipo de posibilidades a sus socios: desde clases de equitación semanales hasta la cesión de los propios caballos del centro. Por otro lado, el Centro Ecuestre permite realizar a las personas ajenas al Club gran número de actividades, como el alquiler de cuadras o la celebración de cumpleaños. Aliados con la Fundación de las Artes y las Ciencias de Salamanca, desde hace un tiempo también reciben visitas de colegios.

En el Centro Ecuestre La Aldehuela se trabaja para conseguir hacer al caballo accesible a todas las personas, dejando a un lado el nivel económico de los interesados. “Esto no es más caro que cualquier otra actividad extraescolar”, asegura Elvira.  La cuota de socio para los pequeños asciende a 40 euros al mes, siendo de 60 para los mayores. Cuando los chicos tienen nivel, el Club facilita todo para que puedan tomar partida en competiciones a nivel de Castilla y León.

Cualquier persona puede acceder al mundo del caballo en el Centro Ecuestre La Aldehuela, para ello se trabaja semana tras semana. La labor que en el centro se realiza con los equinos está a la altura de una familia que ha crecido rodeada de estos animales.

Ver más imágenes: