Sábado, 16 de diciembre de 2017

Los enfermos del corazón esperan tres meses para un trasplante

Castilla y León acoge por primera vez la Jornada Nacional que reúne a personas intervenidas

Los trasplantes de corazón comenzaron en España en 1984 y en el año 2001 en Castilla y León

Más de cuarenta personas con un corazón ‘nuevo’ llenaron ayer el encuentro de la XXI Jornada Nacional de Trasplantados de Corazón que, por primera vez, –todo un empeño del presidente de la federación Emilio Bautista el del llevarlo a su tierra– se celebró en Valladolid, en las instalaciones del Hotel Felipe IV. Esta organización, que reúne a 650 afiliados, repasa cada año no solo la memoria del ejercicio anterior sino los nuevos pasos dados en atención a pacientes y en avances clínicos. Muchos más hombres que mujeres y con una edad media de cincuenta años, jóvenes y mayores –muchos con más de quince y hasta veinte años con un corazón trasplantado– acercaron sus experiencias y la normalidad de unas vidas en las que caben trabajo, hijos, diversión, aficiones y deporte. Como Lorenzo Pérez, que pasó ya hace 16 años por esta experiencia y vino del pueblo gaditano San Roque o Arturo Sánchez, de 47 años y que suma cinco desde su intervención, que llegó de más cerca, de Ciudad Rodrigo.

El secretario general del Ministerio de Sanidad y Consumo, Javier Castrodeza, clausuró esta jornada y recordó el orgulloso puesto que ocupa España en todo el mundo en cuestión de donación y trasplante. El pasado mes de febrero, alcanzó los 100.116 injertos de órganos, solo posible con una tasa de donantes de 39,7 por millón de personas, que fue la de 2015.Una red de 186 hospitales autorizados para la donación y 43 facultados para el trasplante –diez de ellos con programa infantil– hacen posible esta realidad. «España es el líder mundial en este ámbito desde hace 24 años de forma ininterrumpida», recordó Castrodeza. El representante del Ministerio también recordó «la gesta del pasado día 14 de diciembre al realizarse 38 injertos en un solo día».

Los trasplantes de corazón comenzaron en España en 1984 –en el año 2001 arrancó en Castilla y León, concretamente en el Clínico de Valladolid– y en la actualidad «el tiempo medio de espera de un corazón es de tres meses». El Clínico vallisoletano ha realizado hasta ahora 125 trasplantes cardiacos; de ellos, cuatro este mismo 2016. Precisamente su actual responsable, el doctor Luis de la Fuente, intervino ayer para hablar de avances.

La jornada contó también la intervención de la letrada Mercedes Santamaría, jefa del Servicio de Atención al Paciente del Hospital Universitario de la Princesa de Madrid, una pionera experiencia, que repasó los derechos y deberes de los pacientes.

Fuente El Norte de Castilla