Lunes, 18 de diciembre de 2017

El centralismo informativo de los medios de comunicación. España vista desde Madrid.

Una de las cuestiones que más me ha molestado a lo largo de mi vida ha sido el centralismo informativo de los medios de comunicación españoles. 
Durante la época de Franco, el centralismo informativo, es decir, la concentración de noticias en Madrid y Barcelona con pequeñas reseñas dedicadas a lo que se llamaba por entonces despectivamente “las provincias” era la tónica natural. 
Si se producía un incendio en un barrio de Madrid o un accidente de vehículos en Barcelona era noticia inmediata, si se celebraba un acto cultural de importancia en Salamanca o Burgos simplemente no existía para la mayoría de los periódicos o radios nacionales.
En realidad, ese centralismo informativo reflejaba no solo el control gubernamental sobre los medios de comunicación, sino el centralismo político, cultural y social del país. Cuando alguien quería hacer carrera artística en la literatura, la pintura o el arte en general debía trasladarse a Madrid para tener oportunidades de trabajo por eso las noticias se generaban casi siempre en Madrid o Cataluña, las noticias de otras partes de España se reducían a las fiestas patronales (Valencia, Sevilla, Santiago, etc) o acontecimientos luctuosos de especial gravedad.
Cuando se instaló la democracia en España y se creó el estado autonómico, algunos pensamos que las cosas iban a cambiar y que los medios de comunicación nacionales se ocuparían también del resto de España. Esa idea fue ingenua porque a pesar de la existencia de 17 regiones autonómicas con amplias competencias, la mayoría de los medios de prensa, radio y televisión siguen centrándose en Madrid, Cataluña, El Pais Vasco y acontecimientos relevantes en Andalucia, Comunidad Valenciana o Galicia, fuera de esas regiones el silencio informativo es enorme, sencillamente no existimos para los medios nacionales.
Como ejemplo valga lo que voy a contarles, hace unos días se celebró en la Universidad de Salamanca la entrega de los Doctorados Honoris Causa al Director del Instituto Cervantes y catedrático de la Universidad de Salamanca D. Victor García de la Concha y al exrector de la Universidad Autónoma de México, dos personalidades de indiscutible prestigio internacional, que recibieron el honor universitario en presencia de los reyes de España que se desplazaron a Salamanca. 
¿Vieron ustedes imágenes del acto y comentarios en las radios y televisiones nacionales?, seguro que no, el acto quedó relegado para los informativos locales. Mientras en la Cadena Ser se regodeaban con las vistas de la Torre Iberdrola en Bilbao, su presidente, natural de Salamanca, se dirigía a nuestra ciudad a recibir a los reyes. Este ejemplo no es el único, ¿cuántas veces se han celebrado actos destacados en Salamanca que han sido sencillamente ignorados por los medios de comunicación, mientras sucesos en barrios periféricos de Madrid acaparan cámaras de televisión y primeros planos?.
 La concentración de las empresas de comunicación en Madrid provoca que la visión madrileña de los periodistas aparezca como la única posible y esto es especialmente relevante entre los comentaristas políticos madrileños.  La vida sigue más allá de lo que se llamaba la Villa Y Corte y de sus tertulias que desconocen el sentir de la mayoría de los españoles que no vivimos en Madrid, ni compartimos sus grescas de verduleras, con perdón de las verduleras que son bastante más educadas. Por suerte España es mucho más plural de lo que los medios de comunicación madrileños nos cuentan.