Lunes, 11 de diciembre de 2017

Siete horas extras de media en el trabajo

En la región, el año pasado, se realizaron 5,35 millones de horas, en su mayoría no retribuidas
Trabajadores de la construcción

Más horas extras que antes de la crisis. Así lo constatan los datos. Los trabajadores castellanos y leoneses hicieron en 2015, de media, más de siete horas extra (7,23 exactamente), lo que supone el 25% más que las 5,79 horas por cabeza de 2014, tal y como publica El Norte de Castilla. En el total del conjunto del año se traduce en 5,35 millones, el 2,5% más que los 5,22 millones que se hicieron en Castilla y León siete años antes. Con una diferencia sustancial: en 2008 había casi cien mil asalariados más que ahora (832.950 frente a 740.975), de modo que cada uno de los trabajadores en activo de por aquel entonces realizó una media de 6,27 horas extraordinarias, es decir una menos que el año pasado.

Un estudio del sindicato CC OO concluye que la recesión ha provocado un acusado descenso de las horas extras trabajadas. Pero mientras las horas extra pagadas han disminuido (se han reducido a la mitad), las no pagadas se han mantenido y en 2015, en el conjunto de España, supusieron la mayoría (el 56%) de los 6,3 millones de horas extra trabajadas a la semana.

Si esta modalidad de jornada extendida desapareciera no tendría una repercusión importante en la tasa de paro, al menos en Castilla y León, ya que supondría la creación de en torno a 2.650 empleos a jornada completa en la actualidad.

La realización de horas extra tiene límites legales salvo en los casos de fuerza mayor y ha crecido en los años de crisis especialmente entre trabajadores con jornadas a tiempo parcial, gracias a las facilidades legales para ello. De hecho, tras la última reforma laboral en este tipo de jornadas no existen las horas extraordinarias sino las horas complementarias, que pueden llegar a ser el 60% de las horas ordinarias contratadas.

La Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del año pasado constata que las empresas de Castilla y León echaron mano de este recurso prácticamente en la misma medida que en el conjunto de España. Así, mientras en la región los asalariados trabajaron una media de 0,60 horas al mes, en todo el territorio nacional la cifra fue de 0,59. O, lo que es lo mismo, 7,23 horas al año frente a 7,08. Las cosas eran sensiblemente diferentes hace siete años, cuando Castilla y León presentaba 0,52 horas frente a las 0,75 de España (6,27 horas anuales en la región y 9 en la media nacional. 

El Norte de Castilla