Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los accionistas de Iberdrola respaldan la gestión de Ignacio Galán al frente del grupo

La Junta General ha registrado un quorum del 78% y todas las propuestas de acuerdo han sido aprobadas por amplia mayoría

Iberdrola ha celebrado hoy su Junta General de Accionistas en el Palacio Euskalduna de Bilbao, en la que el presidente del grupo, Ignacio Galán, ha recibido el respaldo mayoritario de los accionistas de la Sociedad a su gestión al frente de la empresa. En una Junta a la que ha asistido el 78% del capital social de Iberdrola, todas las propuestas de acuerdo han sido aprobadas por amplia mayoría.

Durante su intervención ante los accionistas, el presidente de Iberdrola ha querido comenzar repasando el camino seguido por la compañía durante los últimos 15 años, basado en la creación de valor para todos de un modo sostenible.

Así, y con los resultados fijados en las Perspectivas Estratégicas 2014-2016 alcanzados con un año de antelación, Galán ha recordado que la compañía tuvo la capacidad de anticiparse a los retos energéticos de futuro cuando en 2001 asumió que el mundo necesitaría más energía, más limpia y más eficiente.

Partiendo de esta visión, la compañía ejecutó una estrategia acertada, apostando por el desarrollo de las energías limpias y la internacionalización. Todo ello en base a valores como el esfuerzo, la capacidad, la honradez, la lealtad, el espíritu de equipo, el compromiso social y el buen gobierno corporativo.

Como resultado de este modelo, ha recordado Galán, “Iberdrola es una empresa más grande, más diversificada, más internacional y más rentable: nos hemos convertido, a cierre de ejercicio, además de en la mayor eléctrica europea, en la que mayor rentabilidad total para el accionista ha ofrecido en los últimos 15 años: un 240%”.

En este sentido, el presidente del grupo ha afirmado que la revalorización de los títulos de Iberdrola en 2015 ha ascendido al 17%, frente a la caída del 7,2% del Ibex 35 y del 5,4% del Eurostoxx Utilities. Esto convierte al grupo en la eléctrica europea con la mayor rentabilidad total para el accionista de sus principales competidores, con un 20%. Si a esto se añade la evolución de 2014, la rentabilidad total para el accionista en los últimos dos años supera el 50%.

Un modelo de anticipación al futuro

Con el objetivo de avanzar hacia la necesaria descarbonización de la economía, el  sector eléctrico necesitará inversiones superiores a los 20 billones de dólares durante los próximos años en nueva generación, redes y mayor capacidad de almacenamiento y respaldo.

Este escenario, según ha recordado Ignacio Galán, conduce hacia una nueva transición energética y hacia un modelo de negocio sostenible y competitivo. En este sentido, el presidente de Iberdrola ha afirmado: “Es difícil encontrar otro sector de la economía que presente oportunidades como las que se abren para el sector eléctrico. Ni tampoco otra empresa tan preparada para aprovecharlas como la nuestra.”

En este punto, Galán ha querido valorar el acuerdo alcanzado en la Cumbre del Clima de París celebrada el pasado mes de diciembre: “Ha marcado un hito en materia de lucha contra el cambio climático.” Además, ha recordado el compromiso asumido por el grupo de reducir la intensidad de sus emisiones en un 50% en 2030 con respecto a las de 2007 y de ser neutra en carbono para 2050.

Teniendo en cuenta este contexto, Iberdrola prevé invertir 24.000 millones de euros entre 2016 y 2020, de los que alrededor del 70% se destinará a crecimiento y un 88% a negocios regulados o con contratos a largo plazo, que proporcionarán visibilidad, seguridad y estabilidad a los resultados del grupo.

Además, la empresa seguirá diversificando su negocio y afianzando el proceso de internacionalización iniciado hace ya más de una década: por divisas, el 43% de las inversiones se realizará en dólares, el 35% en libras, el 20% en euros y el 2% restante en otras monedas. Como resultado, cerca del 70% del Ebitda de Iberdrola se generará fuera de la zona euro en 2020.

Entre los principales proyectos que la compañía ejecutará en el próximo lustro, Ignacio Galán ha destacado, dentro del área de redes, la línea de interconexión marina entre Escocia y Gales, denominada Western Link.

En el negocio de renovables, el presidente de Iberdrola ha resaltado la construcción de seis nuevos parques eólicos en Reino Unido, que suman una potencia de 500 megavatios (MW), y de otros cinco en Estados Unidos, con una capacidad total de 750 MW.

También ha querido poner de manifiesto la apuesta pionera que Iberdrola ha realizado por la energía eólica marina: actualmente, la empresa construye el parque Wikinger, en aguas alemanas del Mar Báltico, y desarrolla el de East Anglia One, en el Mar del Norte británico. Ambos proyectos suman una capacidad conjunta de 1.100 MW y una inversión superior a los 3.500 millones de euros.

En lo que se refiere a la generación regulada, el presidente de Iberdrola ha reiterado la apuesta del grupo por México, donde construye siete nuevas centrales con una potencia de 2.500 MW. 

Aumento de los resultados y de la retribución al accionista

El presidente de Iberdrola ha repasado ante los accionistas los resultados obtenidos durante el ejercicio 2015, en el que la compañía registró un beneficio neto de 2.421,6 millones de euros, un 4,1% más que en el ejercicio anterior, y un beneficio bruto de explotación (Ebitda) de 7.305,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,9% respecto a 2014.

Estos buenos resultados -fruto de unas inversiones de 3.200 millones de euros en el periodo, un buen comportamiento operativo de los negocios y unos gastos contenidos- permiten a Iberdrola incrementar la retribución al accionista con cargo a 2015 en un 4% con respecto a 2014, hasta, al menos, 0,28 euros brutos por acción.

De acuerdo a las Perspectivas 2016-2020, presentadas el pasado mes de febrero, el grupo espera un incremento medio anual del 6% tanto a nivel de beneficio neto como de Ebitda, que se situarán al final del periodo en el entorno de los 3.000 millones de euros y los 10.000 millones de euros, respectivamente. Esto permitirá aumentar la retribución al accionista de forma sostenible.

En su balance del pasado año, Ignacio Galán ha querido recordar el nacimiento de AVANGRID, compañía resultante de la integración entre Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation.

AVANGRID, segundo operador eólico de Estados Unidos, con activos por un valor superior a los 30.000 millones de dólares, una capacidad instalada de casi 7.000 MW y presencia en 25 estados y Canadá, cotiza hoy en la Bolsa de Nueva York con una capitalización superior a los 12.000 millones de dólares, similar al valor de Iberdrola hace poco más de una década.

Iberdrola, comprometida con su entorno

Otro de los aspectos que Galán ha querido destacar ante los accionistas de Iberdrola presentes hoy en el Palacio Euskalduna de Bilbao ha sido el impacto social de la actividad de la empresa.

El grupo, que genera 360.000 empleos en todo el mundo[1], ha incorporado a su equipo a 3.650 profesionales a lo largo de 2015, formado a 550 jóvenes en prácticas y realizado 2.400 promociones internas. Además, la empresa ha continuado avanzando en medidas de conciliación de la vida personal y laboral, lo que le ha llevado a ser elegida, un año más, como una de las mejores compañías para trabajar en España y la mejor de Latinoamérica.

Iberdrola ha realizado compras a 17.000 proveedores por valor de 7.300 millones de euros en 2015 y su contribución fiscal ha ascendido a 5.500 millones de euros en el ejercicio. De este importe, 3.500 millones de euros se han depositado en las haciendas españolas.

Punto de referencia en gobierno corporativo

Iberdrola ha continuado avanzando hacia la excelencia en materia de gobierno corporativo a lo largo del pasado ejercicio, hasta convertirse en un referente mundial en este ámbito.

Con el objetivo de reforzar tanto los cauces de comunicación con sus grupos de interés como su compromiso con el retorno social de su actividad, el cuidado del medio ambiente y la igualdad de género, la compañía ha llevado a cabo una profunda revisión de su Sistema de gobierno corporativo, que sitúa en el centro de su estrategia el compromiso con sus accionistas, empleados, clientes, proveedores y sociedad en su conjunto.

En este sentido, Ignacio Galán ha puesto de manifiesto durante su intervención que Iberdrola es la gran empresa del Ibex 35 con mayor porcentaje de mujeres en su Consejo de Administración, por encima de la media europea. También ha querido recordar que el grupo cumple prácticamente todas las recomendaciones del Código de buen gobierno de las sociedades cotizadas.

Este compromiso con la excelencia en la gobernanza de la Sociedad ha llevado a la compañía a ser distinguida, por tercer año consecutivo, como la utility europea con mejor gobierno corporativo por la prestigiosa publicación Ethical Boardroom. También Ethisphere Institute ha reconocido la labor de Iberdrola en cuanto a su Sistema de cumplimiento y cultura ética, designándola por segundo año consecutivo como una de las compañías más éticas del mundo.

Al finalizar su intervención, Ignacio Galán ha reconocido el trabajo y esfuerzo del Consejo de Administración de la compañía y, en especial, de Xabier de Irala, que deja el máximo órgano de gestión del grupo tras una década de dedicación.

A continuación, ha querido dar la bienvenida al nuevo consejero Xabier Sagredo, que, en palabras del presidente de Iberdrola, “aportará todo su conocimiento y experiencia, como ya ha venido haciendo desde 2009 como consejero en otras empresas del grupo”.

[1] Fuente: Analistas Financieros Internacionales (AFI).