Viernes, 15 de diciembre de 2017

El impacto económico de Iberdrola en la región llega a 558 millones de euros

Ha realizado compras en la región durante 2015 por valor de 220 millones de euros

Iberdrola ha cerrado 2015 con un impacto económico de 558 millones de euros en Castilla y León, ratificando así su papel como uno de los principales motores económicos de esta comunidad autónoma, en la que, durante el pasado año, ha realizado compras por valor de 220 millones a más de 1.000 proveedores de la región y ha invertido alrededor de 92 millones de euros.

Asimismo, el impacto fiscal de la actividad económica que la compañía ha llevado a cabo en la región ha superado los 164 millones de euros, los salarios han alcanzado la cifra de 82 millones y la plantilla ya asciende a más de 1.100 personas.

Ignacio Galán, presidente del Grupo, ha destacado que “Iberdrola está al servicio de la sociedad, del interés general y de las necesidades reales de las personas y, en este sentido, maximiza su contribución económica y social en las comunidades en las que está presente a través, entre otras cosas, de las compras a sus proveedores”.

Las empresas salmantinas AOC -Administración, Organización y Control de Proyectos- y Transformadores Gedelsa, la palentina Eugenio Alvarez del Collado, la vallisoletana Ecología y Espacio o la leonesa Marval Seguridad Integral, figuran como importantes proveedores de la compañía.

Iberdrola tiene previsto centrar sus esfuerzos durante 2016 en el desarrollo del proyecto de implantación de las redes inteligentes en Castilla y León, un despliegue que ha supuesto ya la reforma de más de 6.000 centros de transformación y la sustitución de un millón de contadores tradicionales por los nuevos equipos dotados de telegestión en toda la región, con potencia contratada igual e inferior a 15 kilovoltios (kV), el 67% de todo su parque de contadores en la comunidad.


Despliegue del proyecto STAR en Castilla y León marzo 2016

El número de contadores inteligentes instalados en Castilla y León alcanza el  millón (1.004.327), y el total de contadores supera el 1,5 millones (1.505.440).  En la provincia de Salamanca, se han instalado 261.148 contadores inteligentes, y un total de 270.585. El proyecto STAR (Sistemas de Telegestión y Automatización de la Red) va a permitir no sólo la modernización de la infraestructura eléctrica de Iberdrola sino también impulsar la economía castellano y leonesa a través de contratos con empresas locales y una mayor contratación de personal cualificado.

La inversión de Iberdrola en esta iniciativa en Castilla y León alcanzará los 180 millones de euros, gracias a los cuales en 2018 los más de 1,5 millones puntos de suministro a los que la empresa da servicio en la región tendrán contadores inteligentes y sus más de 15.360 centros de transformación también funcionarán con esta tecnología.

Por otra parte, la empresa seguirá reforzando sus instalaciones tradicionales de distribución de cara a continuar mejorando la calidad de suministro que ya ofrece en esta comunidad autónoma. De hecho, a lo largo del pasado año Iberdrola mejoró un 7% el servicio que ofrece a sus clientes en Castilla y León respecto al ejercicio anterior, logrando un Tiempo de Interrupción Equivalente a la potencia Instalada (TIEPI), índice que mide dicha calidad, de 72,2 minutos, frente a los 77,1 minutos de 2014. De esta manera, consiguió un nivel que se encuentra entre los mejores de la compañía en España.

Otras iniciativas reseñables llevadas a cabo por Iberdrola se centran en el ámbito de la I+D y entre ellas figuran, por ejemplo, la colaboración con la empresa salmantina Arbórea Intellbird, S.L.. Se trata de un aliado en el desarrollo de nuevas tecnologías para la revisión y el mantenimiento de sus aerogeneradores eólicos que ha creado el aracnocóptero Eol6, un helicóptero plegable multirotor capaz de comprobar el estado de las palas y almacenar información para su buena conservación. 

Asimismo, destaca el proyecto Remourban, en el que Iberdrola, a través de la filial de ingeniería, aborda el desafío medioambiental y que cuenta con la participación de un amplio consorcio internacional liderado por el Centro Tecnológico Cartif. Esta iniciativa, que se desarrolla en la capital vallisoletana, validará un modelo de regeneración urbana integral y sostenible a través de la implantación en las ciudades de soluciones tecnológicas innovadoras en los sectores de la energía, el transporte y las TICs.

Por otro lado, cabe reseñar la permanente colaboración de la compañía con las universidades y la concesión de becas a estudiantes e investigadores de la región, así como el apoyo a proyectos empresariales innovadores, a través del Parque Científico de la Universidad de Salamanca, que ya cuenta con 45 empresas instaladas y más de 550 empleados. Estas instalaciones albergan la ampliación del Centro de Innovación Tecnológico de Aldeatejada, impulsado por Iberdrola y donde se realiza un trabajo de vanguardia en la materia.

El compromiso de Iberdrola con Castilla y León debe enmarcarse en la profunda vinculación de la compañía con esta tierra, en la que nació hace ya más de 110 años y donde lleva caminando desde entonces por la senda de las energías sostenibles desde un punto de vista medioambiental y económico.