Viernes, 15 de diciembre de 2017

Los profesionales piden introducir la Medicina de Familia en la Universidad

Piden “mejorar las condiciones de su ejercicio en el primer nivel asistencial, para convertirlo realmente en el eje del sistema”
Beatriz Gutiérrez, José Luis Garavís, José Manuel Iglesias Clemente y Luis García Ortiz, ponentes de esta jornada

Las Vocalías de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Salamanca en colaboración con el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) han organizado este jueves, en la Facultad de Medicina, el seminario  ‘Medicina de Familia y Universidad’, con el fin de dar a conocer a los alumnos esta especialidad, base del sistema sanitario.

En la sesión, moderada por la responsable del CEEM en Salamanca, Beatriz Gutiérrez, y el vocal de Atención Primaria Rural del Colegio de Médicos, José Luis Garavís, intervenían José Manuel Iglesias Clemente, médico del Centro de Salud de San Juan, galardonado en noviembre de 2014 con el Premio de "Reconocimiento a la Trayectoria Profesional en Atención Primaria” de la Organización Médica Colegial (OMC), y Luis García Ortiz, médico del Centro de Salud de La Alamedilla, profesor asociado del Departamento de Ciencias Biomédicas y del diagnóstico de la Facultad de Medicina de Salamanca y Director de la Unidad de Investigación de La Alamedilla.

“Los estudiantes la desconocen”

Los datos de los últimos años indican que los graduados, al elegir plaza MIR, consideran Medicina de Familia como primera opción en una proporción muy baja. El hecho de que no exista una asignatura de Medicina de Familia en la mayoría de Facultades de Medicina condiciona que los estudiantes la desconozcan o no la conozcan lo suficiente como para elegirla.

“Los protagonistas del día a día de consultorios urbanos y rurales nos sentimos muy preocupados por esta situación, y con esta iniciativa buscamos que los estudiantes conozcan una pincelada del ejercicio más integral y bello de la Medicina”, explicaban los promotores.

La especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria es la que oferta un mayor número de plazas, supone el 27,5 % del total de plazas (1.654 este año cuando eran 1.682 en la anterior convocatoria, 1.775 en 2013 y 1.860 en 2012), es la base de nuestro sistema sanitario, tanto por el número de profesionales (28.498 en Atención Primaria en el año 2013),como por la actividad que desarrolla (210.402.201 consultas ordinarias y 17.951.060 urgentes en el año 2013) y es la especialidad que garantiza la equidad y el acceso a la salud hasta en el hogar más alejado, sin embargo año tras año no se encuentra entre las más elegidas entre los aspirantes con mejor número, aunque está mejorando levemente.

En el último año, de los 4.000 primeros aspirantes, han elegido esta especialidad 213. Dentro de los 1.000 primeros aspirantes se adjudicaron 12 plazas, de ellos, cinco hicieron la petición entre los 500 primeros puestos. En esta convocatoria, no han quedado plazas vacantes (quedaron 108 el año pasado). No se ha incrementado el porcentaje de plazas adjudicadas dentro de los 4.000 primeros aspirantes con relación al año pasado, aunque sí con relación al año 2013.

Por otro lado, se ha incrementado levemente (pasa del 26,6 % al 27,5 %) la proporción de plazas de Medicina Familiar y Comunitaria adjudicadas con relación al total de plazas MIR. “Posiblemente el principal motivo de la falta de atractivo de la especialidad para los nuevos médicos sea el poco conocimiento que tienen de la especialidad, precisamente por la poca presencia de la misma en las Facultades de Medicina”, aseguran desde el Colegio de Médicos.

Paradójicamente, también puede influir en la falta de atractivo el conocimiento que los aspirantes tienen sobre las condiciones laborales, profesionales, retributivas… que padecen los médicos de Atención Primaria y que son manifiestamente mejorables.

“En manos de las Administraciones y de las Facultades está introducir Medicina de Familia en la Universidad y mejorar las condiciones del ejercicio de la profesión en el primer nivel asistencial, para convertirlo realmente en el eje del sistema. Consideramos ésta como la forma más eficiente de salir de la crisis que afecta a toda la sociedad en general y a la sanidad en particular, conservando uno de los pilares básicos del Estado del bienestar”, añaden los ponentes de este seminario.

Fotos de Alberto Martín