Domingo, 17 de diciembre de 2017

Ganemos quiere que el Ayuntamiento intente evitar los despidos de Caja Duero

“Son más de 1.100 afectados, tenemos que intervenir y luchar para que esto se pare”
Virginia Carrera y Gabriel Risco, concejales de Ganemos / Foto de Alejandro López

Ganemos Salamanca va a proponer al resto de grupos municipales una moción urgente para que el Ayuntamiento exprese su voluntad de defender los puestos de trabajo de Caja España Duero y, por lo tanto, el futuro de la ciudad.

Así lo avanzaba el concejal Gabriel Risco que argumentaba que “no puede ser” que la citada entidad vaya a realizar recortes en su plantilla, cuando ha recibido 1.100 millones de euros de fondos públicos. “Se habla de más de 1.100 despidos y en este asunto tenemos que intervenir y luchar para que esto se pare”, añadía.

Del mismo modo, esta formación llevará al pleno de este viernes una iniciativa para respaldar a los siete trabajadores de Cemusa en Salamanca, la empresa de mantenimiento del mobiliario urbano, que ha anunciado un ERE, que podría afectar a estos empleados. “El Ayuntamiento debe posicionarse y mostrar un apoyo público a esta plantilla”, comentaba Virginia Carrera que, al mismo tiempo, anunciaba que los afectados acudirán a la sesión municipal.

En cuanto a los conflictos urbanísticos del Hotel Corona y de El Corte Inglés, Ciudadanos, el PSOE y Ganemos defenderán unas mociones conjuntas para que el pleno sea el que decida cómo gestionar estas cuestiones y no se solventen directamente desde el Equipo de Gobierno, sin contar con el resto de representantes.

Otras iniciativas

Por otra parte, este Grupo presentará en el pleno otras mociones para el control de contratos municipales, de manera que se evite la opacidad en este ámbito, contra el acuerdo de la UE y Turquía para el traslado de refugiados y para instar a la Junta a que dote de más recursos el servicio de urgencias extra hospitalarias

Por último, Ganemos explicaba su propuesta de iluminar la fachada del Ayuntamiento con los colores de la bandera de la Segunda República, “para conmemorar un hecho histórico importante, en virtud del derecho a la libertad de expresión e ideológica y no por tocar las pelotas”.