Lunes, 11 de diciembre de 2017

Los sindicatos responderán a EspañaDuero con “una conflictividad desconocida” en banca

La filial de Unicaja en Castilla y León argumenta que debe despedir a 1.120 empleados para “dar un servicio de cercanía a sus clientes”

Vicente Ortí, Evaristo del Canto, Manuel Azuaga, María Luisa Lombardero y Petra Mateos-Aparicio, durante la reunion del consejo de administración del Banco Ceiss en Valladolid / Foto El Norte

La respuesta de los sindicatos al anuncio de EspañaDuero de que prepara una reestructuración de la plantilla «que afectará a un máximo de 1.120 puestos de trabajo» no se ha hecho esperar. Los representantes de los trabajadores calificaron la intención de la dirección de la empresa de "salvajada" y "aberración" y aseguraron que se opondrán planteando una batalla "desconocida en el sector".

“Salvajada, inaceptable, injustificable”

Desde UGT reclamaron «confianza y calma» a la plantilla. Su responsable de banca en Castilla y León, Jesús Vara, consideró la propuesta de la entidad de «salvajada» y anunció que la combatirán con todos sus medios. El responsable de la sección sindical en Banco Ceiss, Alfredo de la Vega, la definió de «auténtica bofetada».

«Que se olviden», señalaron desde la central sindical ugetista, cuyos representantes se sienten «más preparados que nunca» para plantar cara. «Sabemos lo que tenemos que hacer y lo vamos a hacer. Afirman que tienen voluntad firme de negociar y alcanzar el mejor acuerdo posible para todas las partes, pero hoy (por el martes) no lo ha demostrado. O varían considerablemente sus planteamientos o nos veremos abocados, entonces sí, a plantear una conflictividad no conocida en todo el sector financiero».

EspañaDuero «debe mejorar el acuerdo de 2013 (mejores condiciones y voluntariedad, evitando cualquier medida traumática) si quiere que lo firme UGT», señalaron.

Para Luis José Rodríguez, representante de CSICA, la empresa ha hecho un planteamiento «aberrante, catastrófico e inaceptable». «La cantidad de despidos que han hablado, simplemente no vamos ni a planteárnoslo», señaló. También Rodríguez anunció una ‘batalla’ a cara de perro en la que, según manifestó espera que «los políticos se pongan del lado de los trabajadores de EspañaDuero como lo hacen en el caso de otras empresas». «Veremos si esta vez no nos tratan como apestados, igual que sucedió en el anterior ERE, en el que no nos hicieron ni caso», lamentó.

Comisiones Obreras también considera «desproporcionada» la supresión de 1.120 empleos. El responsable del sindicato en Banco Ceiss, Luis Baeza, explicó que durante la reunión exigió, sin obtener una respuesta, «la presentación de un informe técnico que justifique de alguna manera la enorme pérdida de puestos de trabajo».

«Tan solo la desaparición de los servicios centrales con sede en León, Salamanca y Valladolid, además de las oficinas de Madrid, se llevará por delante 541 puestos de trabajo y otros 579 trabajadores serán de la red de oficinas», explicó el sindicalista de CCOO, que criticó el hecho de que la filial de Unicaja se limitase «a presentar un balance económico desfavorable para intentar mostrar la necesidad de este enorme ajuste».

Pérdidas de 10,7 millones de euros

Banco Ceiss cerró el ejercicio de 2015 con unas pérdidas después de impuestos de 10,7 millones de euros, frente a los 108 millones de 2014. En la presentación de la cuenta de resultados, la entidad financiera que preside María Luisa Lombardero afirmó que «los datos confirman la consolidación del crecimiento de los recursos de los clientes minoristas en más de 700 millones de euros, destacando el crecimiento de los depósitos a la vista».

El banco, cuya plantilla asciende a 3.275 personas, ha argumentado que la reducción de plantilla es necesaria para «garantizar la competitividad a largo plazo», para «mantener el liderazgo en sus territorios de referencia» y para «continuar ofreciendo un servicio de cercanía a sus clientes».

Del Olmo, sorprendida

La consejera de Economía y Hacienda, Pilar del Olmo, se mostró «muy sorprendida» con el anuncio efectuado por Banco Ceiss de «reestructurar» 1.120 puestos de trabajo y aseguró que la Junta estará vigilante ante esta decisión, que supondría la desaparición del 33% de los puestos de trabajo de EspañaDuero. Según explicó Del Olmo a los periodistas en los pasillos de las Cortes, el ejecutivo autonómico se mantendrá en contacto con la entidad financiera para que informe del «auténtico» plan, y trabajará con el objetivo de «minimizar los efectos de este proceso».

Fuente El Norte de Castilla