Jueves, 14 de diciembre de 2017

Suma y sigue en el desastre de las antiguas Cajas

A la misma hora en que los trabajadores de Lauki y Dulciora se concentraban ante la sede de las Cortes de Castilla y León en defensa de sus puestos de trabajo, en la madrileña calle de Marqués de Villamagna el Banco CEISS (antiguas Caja España y Caja Duero) anunciaba su propósito de prescindir nada menos que de la tercera parte de sus trabajadores. Todo un mazazo a lo que quedada de las extintas Cajas que ni los más pesimistas podían sospechar.

Se sabía que el grupo Unicaja, que sigue presidiendo el socialista Braulio Medel, quería reducir plantilla una vez culminado el proceso de integración operativa del Banco CEISS. Pero ni por asomo cabía esperar que se descolgara con una drástica reestructuración que eliminaría 1.120 puestos de trabajo. Ello tan solo dos años después de que la entidad, que en 2013 contaba con 4.700 trabajadores, prescindiera de otros 1.230, en su mayor parte debido al cierre de sucursales emplazadas fuera de Castilla y León.

Las condiciones impuestas por la Unión Europea para autorizar su adquisición por Unicaja imponían al CEISS un ligero recorte de plantilla, que aún así permanecería por encima de los 3.000 trabajadores. Pero los gestores del grupo bancario andaluz pretenden ir infinitamente mas lejos, eliminando los servicios centrales existentes en León, Salamanca, Valladolid y Madrid, al tiempo que cierran otro número indeterminado de sucursales. Con lo primero se suprimirían 541 puestos de trabajo y con lo segundo otros 579. De llevarse a cabo el plan, la plantilla quedaría reducida a unos 2.000 trabajadores, poco más del 40 por ciento de la que sumaban Caja España y Caja Duero después de su nefasta fusión

Tras haber puesto a la venta buena parte de los inmuebles más valiosos de las extintas cajas, y después del elevadísimo coste social que ha supuesto su desaparición, Unicaja se descuelga ahora con este plan. ¿Quién decía que la crisis había quedado atrás, que estábamos en plena recuperación económica y creando empleo a todo meter, aunque fuera de lo más precario? Pues menos mal...

eltopillodecastillayleon@gmail.com