Viernes, 15 de diciembre de 2017

José Carlos Iglesias analiza su obra “El mar de la tranquilidad” en la Despensa de San Marcos

El escritor vallisoletano dice que “el mejor consejo que se le puede dar a un escritor es que sea constante y que siempre tenga en su mente nuevas ideas”

Un momento de la tertulia en la Despensa de San Marcos

El pasado martes 29 de marzo la Despensa San Marcos, ubicada en la calle Zamora 75, volvió a acoger un nuevo encuentro cultural, artístico y literario organizado en colaboración con Desván Editorial. En esta ocasión, los invitados fueron el escritor vallisoletano José Carlos Iglesias y el pintor  Juan Carlos Sánchez, que ante los más de quince asistentes al acto, se encargaron de mostrar el contenido de su trabajo. A la vez que el autor y novelista José Carlos diseccionaba los entresijos de su novela “El mar de la tranquilidad”, dando a conocer las facetas de los diversos personajes de la obra y el origen de un libro que ahonda en la realidad de un pequeña población rural de Castilla y León durante el mes de Julio de 1969, momento en que se produjo la llegada del hombre a la Luna y que supone una parte muy importante de la trama de la publicación, el pintor Juan Carlos Sánchez realizaba la pintura de un cuadro de manera improvisada y al mismo tiempo que iba transcurriendo la conversación con el escritor vallisoletano. Sobre el óleo finalmente quedaron retratados varios de los asistentes al evento.

Por su parte, también hubo espacio para abordar la actualidad de la cartelera cinematográfica y para la realización del test de las diez preguntas, a las que el escritor José Carlos Iglesias respondió con entereza y mucha sinceridad, mostrando siempre su mejor sonrisa ante las cuestiones que le iba planteando el editor de Desván Editorial, Alberto Blanco Rubio.

Por último y para cerrar el café literario, se sortearon entre los asistentes las dos entradas de cine, un ejemplar de la obra “El mar de la tranquilidad” y el cuadro realizado por el pintor Juan Carlos Sánchez durante el encuentro.