Lunes, 18 de diciembre de 2017

Alternativa Republicana lamenta que el alcalde rechace homenajear “a los que defendieron la democracia”

“La libertad de expresión y de opinión incluye el que muchos  defendamos una forma de estado republicana”
La propuesta de iluminar la fachada del Ayuntamiento con los colores de la bandera republicana ha generado polémica política en la ciudad

Alternativa Republicana ha mostrado su disgusto por la decisión del alcalde, que se ha negado a iluminar la fachada del Ayuntamiento con los colores de la bandera republicana, con motivo del 85 aniversario de sus procalamación. De esta formación recuerdan que es un homenaje “aunque sea por unas horas a los que defendieron la democracia y la libertad incluso con su vida”.

Comunicado de Alternativa Republicana

En Junta de Portavoces celebrada el lunes, el alcalde de Salamanca ha decidido rechazar la propuesta del Grupo Municipal Ganemos Salamanca para iluminar la fachada del Ayuntamiento con los colores de la bandera republicana el día 14 de abril en homenaje a los valores y conquistas democráticas que supuso la II República en el 85º aniversario de su proclamación. 

Desde Alternativa Republicana lamentamos que el alcalde se sienta cómodo con la presencia permanente del medallón del dictador Franco y rechace homenajear aunque sea por unas horas a los que defendieron la democracia y la libertad incluso con su vida. 

Con esta postura se vuelve a poner de manifiesto que el PP es el partido de los herederos políticos del franquismo, que consideran a la bandera que representó a la España democrática como una bandera enemiga. En su desmesurada reacción en las redes sociales, el alcalde dice que la actual bandera constitucional es la "bandera de todos". Cuando uno se apropia de un símbolo de forma partidista no puede reclamar que sea compartido por todos. La libertad de expresión y de opinión, valor reconocido en los textos constitucionales de 1931 y 1978 incluye el que muchos ciudadanos y ciudadanas de nuestro país defendamos una forma de estado republicana.

Consideramos vergonzante el silencio cómplice del grupo municipal del PSOE ante la propuesta puesto que muchos miembros de dicho partido fueron parte trascendental del ilusionante proyecto político de la II República.

Finalmente llamamos la atención sobre el hecho de que ahora se rechace iluminar la Plaza Mayor con los colores de la bandera de la II República mientras que sea posible verla teñida de verde por la festividad irlandesa de San Patricio o con el logo de una marca de ron. Valoramos positivamente que se ilumine como forma de apoyo a causas como el cáncer de mama o el autismo aunque sorprende que estas propuestas reciban el apoyo del mismo partido que recorta los presupuestos dedicados a sanidad y servicios sociales.