Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social se ralentiza pese a la Semana Santa

El número de parados de Salamanca disminuye 325, durante el mes de marzo, para situarse en un total 30 539. Son 2.747 menos que hace un año

Unas trabajadoras realizan un empaquetado en una fábrica

La  afiliación ha decrecido respecto a hace un año aunque arroja datos positivos  con  461 altas más  que  en  febrero y 1.602 más  que hace un año, aunque ese incremento es menor que el que se producía hace exactamente un año. Concretamente son 161 altas en la seguridad social menos que el marzo pasado.

Una vez más son  las mujeres  las que padecen más dificultades en  la  integración en el mercado laboral, pues un 56,66 % de las personas desempleadas son mujeres. Entre los parados menores de 25 años, 2871 en total, hay 21 menos que el mes anterior

La evolución de esta caída del desempleo es muy similar al mes anterior pues ha disminuido en mayor medida en el sector servicios en 258 personas, a pesar de lo cual, representa más del 67% del  total  de  desempleados.  Se  reduce  también  en  los  sectores  de  agricultura,  industria  y construcción en  41, 6 y 30 personas respectivamente. Y únicamente aumenta el desempleo en el registro de los que carecen de empleo anterior, que lo hace en 101.

El  paro  se  reduce  entre  los  extranjeros.  Se  sitúa  en  1666,  42 menos  que  el mes  anterior. El 57,14% de ellos pertenecen al sector servicios. La contratación total es de  7.751,  318  más que el mes anterior y tan sólo 285 más que hace un año. De  los nuevos contratos  realizados 7035 son  temporales, y solo el 9,23 % corresponden a contratación indefinida.

Son 13776  los beneficiarios de prestaciones por desempleo en Salamanca, de  los que  tan solo 5.539 perciben de forma contributiva, el resto son subsidiados.

Parecen insuficientes los datos publicados respecto al mes de marzo, a pesar de ser positivos. Y ello, aún teniendo en cuenta el aparente éxito de la Semana Santa. Menos parados y más altas en la Seguridad Social, pero con menos intensidad de lo que se produjo hace ahora un año, donde hubo 161 afiliaciones más a la Seguridad Social que ahora.

La precariedad del mercado de trabajo nos lleva a exigir desde la UGT contratos de trabajo, jornadas y  salarios  dignos.  Igualmente  reclamamos  la  derogación  de  las  dos  reformas  laborales pues han contribuido a esta situación insoportable.