Lunes, 11 de diciembre de 2017

Recuerdos de fútbol en la U.D.S.

 

 

·       Recuerdo… el “Viejo Calvario”, mi padre me llevaba el “Día del Socio”, una vez al año, algo así como el “Día de Reyes Magos”. Un disfrute inolvidable para mí…

·       Recuerdo… muchas alineaciones, muchos resultados, muchos partidos, y a jugadores muy concretos con los que jugué en la Unión, solo podría citar virtudes: Miguel, Cefe, Huerta, Manolín, Pollo, Calero, Kaito, Laucirica, Amantegui, Pineda, Salazar, Pedraza… Algunos de ellos ya fallecieron…

·       Recuerdo… a todos mis entrenadores, todos eran buenos, todos ponían el máximo interés, en categorías inferiores entrenábamos con medios escasos… Especialmente recuerdo a Antonio el guarnicionero, en el Barrio de la Vega, me hizo las mejores botas de cuero que tuve por encargo de mi padre…

·       Recuerdo… a muchos directivos que me ayudaron en mi etapa de futbolista o entrenador. Especialmente porque supieron orientarme fuera del fútbol: Paco Cosme, Juanito Pablos, Vals, Augusto Pimenta… Y el señor Luis, Policía Nacional, una especie de Bernabeu del barrio de La Vega…

·       Recuerdo… los ascensos de la U. D. S., en las etapas de García Traid; Manolo Villanova; Juanma Lillo… Son recuerdos imborrables de gente identificada,  entregados a un club voluntarioso que, en el Siglo XXI se disolvió inexplicablemente, dejándonos huérfanos…

·       Recuerdo… aquellos resultados espectaculares, llamativos, contra Real Madrid, Atlético de Madrid, Zaragoza, Valencia o Barcelona… La U. D. Salamanca sorprendió en ocasiones, de manera extraordinaria, goleando por sorpresa, en casa del pobre hubo alegrías sorprendentes…

·       Recuerdo… muchas noches, en sueños, partidos espectaculares, protagonista de jugadas emocionantes, atléticas, estéticas, incisivas… Cuando descubro que el partido era soñado mis ilusiones se desvanecen como la niebla a la salida del sol…

·       Recuerdo… al ver la película de Suso de la Nava acerca de la historia de la U. D. S., el punto más débil como era la economía, a duras penas se aguantaba en Segunda División. El mérito de la permanencia en Primera División nunca lo valoramos singularmente. La sociedad salmantina sigue especialmente conformista, apática, dejada de la mano de Dios…

·       Recuerdo… que el 3.abril.1967 cambié el trabajo de la U. D. S., por Caja Duero. Casi al mismo tiempo, ambas fenecieron “misteriosamente”. Pepe Heriz, entrenador, no quería que me fuera: “Para trabajar tienes tiempo…” Después de 50 años, los jóvenes de Salamanca ahora no tienen trabajo y disponen de todo el tiempo del mundo…

Salamanca, 5 de abril de 2016.