Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Agónica victoria del III Juvenil en un Clásico frente al Coyanza bronco y poco edificante

El triunfo de los mirobrigenses le dio matemáticamente el título de la categoría al Segovia Futsal
Imagen de la tángana que se formó cuando sólo quedaban 13 segundos para el final

El partido que cerró el largo fin de semana de deporte federado en Miróbriga fue sin duda alguna el peor de todos ellos, por el espectáculo bronco y poco edificante que se vivió en la pista de Conde de Foxá. Sirva, como dato numérico que, entre unas cosas y otras, la primera parte de ese ‘Clásico’ del fútbol sala regional entre III Columnas y Coyanza se prolongó por un espacio de 52 minutos, y la segunda, por 50. Ni un partido de fútbol…

A fin de cuentas, en cierta medida, lo que ocurrió tampoco es una novedad viendo la trayectoria ‘histórica’ de parte de sus protagonistas, que vienen arrastrando viejas rencillas, que por lo menos están limitadas a esos bloques, como se pudo comprobar en el duelo previo entre ambos Clubes de categoría Cadete, que fue de guante blanco (salvo ciertas cosas llegadas desde la grada por parte de los que iban a jugar a continuación).  

Como en ese partido previo, en el duelo de juveniles la victoria cayó también del lado del III Columnas, pero en este caso perfectamente pudo haber sido un empate o una victoria visitante. De hecho, el Coyanza tuvo dos tremendas ocasiones en los segundos finales para haber puesto un empate que quizás hubiera sido lo justo para que nadie acabara el partido demasiado sobreexcitado, después de que durante el propio encuentro hubiera habido que advertir a la grada en dos ocasiones (el árbitro paró el partido para ello) que cesaran en ciertos comportamientos.

Sin una aspiración realmente motivadora en la liga, el III Columnas se consoló acabando su tríptico de duelos ante los equipos de la cabeza de la tabla con una victoria, con un importante efecto colateral: la derrota del Coyanza –que tuvo los jugadores justos- proclamó matemáticamente campeón de liga al Segovia Futsal, ante el que habían caído los mirobrigenses en su anterior partido como local, antes de la Semana Santa.


[LA FICHA | III COLUMNAS TEXTILES ACOSTA 7 – COYANZA 6]

División de Honor Juvenil Grupo 2 | J27de30 | Pabellón de la Avenida Conde de Foxá

III Columnas Textiles Acosta 7: Chechu, Mario, Adrián, Alejandro Márquiz, Carlos –cinco inicial-, Javi, Jesús, Oriol, Daniel, Asier, Álex Morales y Álex Francisco

Coyanza 6: Fernando, Gorgojo, Daniel Alonso, Casado, Daniel Revilla –cinco inicial-, Kevin y Antonio

Goles: 0-1 Daniel Alonso (4’), 1-1 Jesús (5’), 1-2 Kevin (6’, penalty), 2-2 Asier (7’), 3-2 Alejandro Márquiz (13’), 4-2 Alejandro Márquiz (17’), 4-3 Casado (20’), 4-4 Daniel Revilla (20’), 4-5 Casado (21’), 5-5 Mario (22’), 6-5 Alejandro Márquiz (34’), 6-6 Daniel Revilla (36’), 7-6 Álex Morales (39’)


[ASÍ FUE EL PARTIDO]

Con esos precedentes históricos ya mencionados, el partido empezó eléctrico (y bronco) desde el segundo cero, con las gradas de Conde de Foxá pitando cuando el balón estaba en las botas de los jugadores visitantes. La primera intentona fue de los locales, con un pase de Adrián para Mario que se fue al lado del palo. Sin embargo, fue un falso espejismo dentro del arranque.

Con la aspiración de seguir manteniendo viva la liga, el Coyanza tomó las riendas del partido en el inicio, generando varias oportunidades muy claras. Así, apenas siete segundos después de esa ocasión mirobrigense, no atinaron con un clarísimo balón al segundo palo, como arranque de una serie de varias aproximaciones. Tanto estaban rondando el gol que, tras un larguero en el 3’, al minuto siguiente estrenaron el marcador con un golazo de un disparo ajustado.

Los locales empataron un par de minutos después, en una acción a la contra, que tuvo un tiro inicial de Alejandro Márquiz que repelió el portero a una mano, yendo el balón hacia atrás, donde Jesús lo empaló desde ¾ de campo por alto. Los visitantes recobraron la ventaja al minuto siguiente, con un penalty por mano que Chechu tocó pero que se coló en su portería.

La ventaja del Coyanza duró poco más de medio minuto, debido a una acción rápida del III Columnas en la cual Adrián luchó por el balón por la derecha, mandándole el balón a Asier, que lo enganchó al fondo de la red. Con ese gol se cerró ‘un tramo del partido’.

La cuestión es que ambos equipos, cuando apenas se llevaban 7 minutos, tenían ya 4 faltas que perfectamente podían haber sido más si el árbitro no hubiera cometido la ‘temeridad’ de dejar cierta manga ancha en los primeros segundos olvidando la rivalidad entre ambos equipos.

Al alcanzar ambos esa cifra de faltas, el partido bajó de forma notable de revoluciones durante unos minutos, lo que vino muy bien al III Columnas, que estuvo más cómodo. Así, en el 8’, ya tuvo dos opciones casi seguidas de la mano de Asier y Adrián que el portero repelió a córner de forma milagrosa. Los mirobrigenses se pusieron por delante en el 12’, en una acción rápida, en la cual el balón le llegó por la derecha a Álex Morales, quién sacó un pase de la muerte que metió Alejandro Márquiz.

Un poco después, el Coyanza tuvo un par de opciones que repelió Chechu, antes de que pidieran tiempo muerto, en un tramo en que el árbitro decidió intentar ‘recuperar’ el control del partido. Así, sacó varias amarillas (dos por equipo), e hizo la primera parada para pedir al III Columnas que calmara a su afición.

Ambos equipos llevaban ‘conteniéndose’ ocho minutos, pero en el 15’ tanto III Columnas como Coyanza alcanzaron las 5 faltas. El único que sacó partido fue el III Columnas, gracias a una falta en ‘ataque’ del Coyanza. Adrián tiró el doble penalty, que repelió el portero. El balón quedó suelto, y lo intentó despejar un jugador del Coyanza, pero rebotó en una pierna y tocó en el palo izquierdo, llegando Alejandro Márquiz para empujarlo para adentro.

El partido se encaminaba al descanso en una situación perfecta para el III Columnas, pero se hicieron el harakiri encajando dos goles en el último minuto: el primero a la contra de un jugador en solitario definiendo frente a Chechu y el segundo con un balón bombeado desde atrás donde los jugadores locales no se entendieron.

Sin el lastre de las faltas, la segunda parte volvió a comenzar igual de intensa que la primera, y favorable a los visitantes. A los 11”, el Coyanza estrelló el balón en el palo al saque de una falta por una carga innecesaria cometida por Adrián; a los 30”, Alejandro Márquiz cortó el balón cuando iba a gol tras sacar mal el balón jugado el III Columnas; y a los 48”, tras un desvío a córner de Chechu de un tiro, el Coyanza completaba su remontada en el saque de esquina.

De forma inesperada, el empate a 5 llegó en otro córner del Coyanza: Alejandro Márquiz cortó el balón, se lo pasó a Mario, quién se fue yendo hacia el área rival esquivando rivales hasta sacar un fortísimo disparo que se coló por la escuadra. Justo tras este tanto, el árbitro paró el partido por segunda vez para reclamar que la grada se calmara.

Con 5-5, el partido se abrió bastante, alternándose las oportunidades. En un primer momento, estuvo más cerca del gol el III Columnas, que tuvo un tiro al palo de Alejandro Márquiz como cierre de una contra clarísima que se desperdició, un balón bombeado de Asier a media vuelta tras recibir de pivote que dio en la cruceta, un remate de Carlos tras una acción personal que el portero mandó a córner, o un disparo de Asier en carrera desde la izquierda que sacó el guardameta.

A continuación, el mayor peligro cambió de bando, estando a punto el III Columnas de encajar un gol de rebote, además de salvar Chechu dos disparos peligrosos y de mandar el Coyanza otra opción lejana alta.

Según iban pasando los minutos, iban viéndose más pérdidas, imprecisiones y pequeños fallos, que precisamente estuvieron presentes en la acción del 6-5, en la cual Alejandro Márquiz cogió el balón en la banda izquierda para sacar un disparo preciso a la cepa del palo derecho.

Con el marcador en contra, al Coyanza le tocó mirar hacia arriba, repeliendo Chechu un disparo de una falta desde ¾ de campo y yéndose rozando el palo otra intentona desde la derecha. Sin embargo, el empate tardó apenas unos segundos más en llegar, con otro disparo desde la derecha, que Chechu llegó a rozar, pero el balón entró.

Cada equipo tuvo una opción más (por parte local Oriol mandó fuera el remate desde una posición clara), antes de que el partido entrara en ‘el final’ cuando quedaban 2’56”, momento en que un jugador visitante vio la segunda amarilla. Al III Columnas le costó aprovechar la superioridad, pero cuando quedaba 1’12” se marcó. Fue, curiosamente, tras una contra del Coyanza en inferioridad. El balón se recuperó hasta sacar Álex Morales un disparo desde algo más allá del área ajustado al palo izquierdo.

En ese momento, el Coyanza pidió tiempo muerto y sacó portero-jugador. Tras mover tres primeros balones sin peligro, tuvo dos tremendas ocasiones (cuando quedaban 35” y 15”) con sendos balones al segundo palo: la primera vez le dieron yéndose el balón al lado del palo mientras que la segunda el jugador se entretuvo un poco y al final Chechu envió el balón a córner.

El Coyanza no sacó bien ese saque de esquina, y el balón se iba a perder por la otra banda, cuando a la hora de ‘intentar’ luchar por ese balón, ‘por fin’ –parecía que sino alguno no se quedaba a gusto- llegó el ‘momento tángana’, que resumimos en que Adrián, Asier –que estaba en el banquillo y saltó-, y un jugador visitante vieron la roja directa, y Alejandro Márquiz la primera amarilla.

Sobre la pista, III Columnas y Coyanza se quedaron con 4 jugadores cada uno para los 13” finales. El Coyanza botó la falta que dio origen a la tángana, golpeando en la barrera e iniciando Alejandro Márquiz una carrera detrás del balón hacia el área contraria, pero un jugador rival lo despejó fuera. Quedaban sólo 6 segundos, pero el III Columnas no supo guardar el balón, y los visitantes hasta lo llegaron a probar de lejos para concluir.


[NEXT]

El III Columnas Juvenil tendrá jornada de descanso la próxima semana. Volverán a la competición el fin de semana del 16 y 17 de abril con su último partido como visitante de la temporada, frente al Cuéllar Cojalba.

Ver más imágenes: