Martes, 12 de diciembre de 2017
Las Villas al día

Torre de Moncantar, un señorío en la ‘dehesa’ de Cantalpino

Se trata de una extensa finca con cultivos entre encinares y alamedas y con una torre defensiva que le dio nombre

Del trigo y la encina se alzan sus piedras al cielo. Su paisaje forma parte de la particular dehesa de Cantalpino. Torre de Moncantar. Hermoso nombre toponímico como tantos en este municipio (Alto de la Rosa, el llano de los Santos, las Pedreras, la laguna del Pescado, Valdemoraña, el molino de la Concha…)

Los historiadores sitúan el origen de este lugar del término municipal de Cantalpino en el siglo XV. Formó parte del señorío del Marqués de Camarasa y de la Pola de Sarga. Allí se encontraba una torre defensiva, que conserva algunos restos en la actualidad, origen también de la denominación actual.

Este paraje se ubica en el centro de una extensa finca que alterna cultivos de cereales y regadío con encinares y alamedas. Está próxima a la Alquería de Villafuerte, donde existen vestigios de una fortaleza del siglo XV, edificada sobre una anterior del XI.

La Torre de Moncantar formaba  parte de los seis núcleos de población anejos de Cantalpino: Villarfuerte, Cotorrillo, Cuarto de la Asunción, La Estación, Revilla y Torre de Moncantar (los cinco últimos ya despoblados).

Fotografías: Santiago Bayón Vera (1990)

  • Raza morucha en la zona de la Torre de Moncantar