Miércoles, 13 de diciembre de 2017

El Ciudad Rodrigo, a las puertas de la remontada ante el Mirandés (2-3)

Los mirobrigenses soñaron con rascar algo tras llegar a ir 0-3 en contra, pero el cupo de remontadas frente a los burgaleses se agotó en la ida

Era el día, era el partido, era el momento pero… se desaprovechó. Si la pasada semana en el partido en tierras burgalesas frente al Beroil Bupolsa el Ciudad Rodrigo CF se ‘enganchó’ a aquel tren que pasó al lado del campo rascando un punto que le había dejado fuera de los puestos de descenso, en esta ocasión los mirobrigenses han dejado escapar quizás el mejor tren que quedaba, aquel que le podía dar varios cuerpos de ventaja –a la espera de los resultados del domingo- en el momento del ‘ser o no ser’, en el que los partidos son finales.

Tras la buena dinámica general de las últimas semanas (excepto la debacle de Bembibre) elCiudad Rodrigo CF recibía al Mirandés B, equipo que estaba en caída libre: su última victoria databa de su anterior visita a la provincia de Salamanca, el último fin de semana de enero, frente al Santa Marta. Desde entonces, no es que no hubieran ganado (6 derrotas y 1 empate), es que sólo habían marcado 2 goles en 7 partidos, para un total de 4 en los 11 partidos de la 2ª vuelta.

Sin embargo, en el Francisco Mateos se reencontraron con el gol, o mejor dicho, le hicieron reencontrarse, debido a que el Ciudad Rodrigo sufrió la denominada teoría del caos, aquella que dice que el aleteo de una mariposa en Tokio provoca que llueva en Madrid. A los mirobrigenses se le fueron encadenando los factores en contra, y entre los errores habituales, los inusuales, la ración de mala suerte y una actuación arbitral digamos que ‘complicada’, el Ciudad Rodrigo llegó a estar más que noqueado con un 0-3 en contra.

Cuando ya parecía todo perdido, los mirobrigenses se pusieron en modo ‘remontada’, llegando a colocarse con 2-3 y teniendo una tremenda ocasión final para haber rescatado un punto, pero parece que el cupo de remontadas frente al Mirandés B se limita a una por temporada.

Lamentablemente, ese final fue poco atractivo. Si en la mañana sabatina los chavales delAlevín C del Hergar Camelot Helmántica que estaban en el banquillo en su duelo frente alCiudad Rodrigo B en los Campos de Toñete se llegaron a tumbar en el césped a ver el partido como si estuvieran en la playa, no debió quedar jugador del Mirandés B que no probase el césped del Francisco Mateos al tirarse a perder tiempo –exagerado no, lo siguiente- prácticamente desde que fueron por delante en el marcador (aunque luego no agotaron los cambios…).

Dentro de este cúmulo de aspectos negativos, al menos se consiguió igualar el goal-average del partido de ida, por lo que en caso de empate final a puntos entre Ciudad Rodrigo y Mirandés Bse deberá atender al goal-average general… donde ahora mismo los burgaleses llevan –con un partido menos- cuatro goles de ventaja. Por lo tanto, esa igualada del goal-average particular no es ninguna panacea, pero al menos es un ínfimo consuelo tras una tarde donde quizá lo único positivo fue que lució el sol (aunque con frío) y que la afición respondió al llamamiento de los jugadores.

Quedan 6 partidos, y sólo 2 en casa: frente al líder y el colista. The show must go on.


Ciudad Rodrigo CF 2: Pepo (Descanso > Manu), Exkuy, Esteban, Rober (83’ > Adolfo), Saúl, Risueño, Maza, Víctor (Descanso > Alberto), Marcial, Iñaki y Caramelo

Mirandés B 3: Mousa, Asier, Carrillo, Jon, Samuel, Odubayo, Valer (88’ > Diego), Raúl, Mikel, Javier y Álvaro (75’ > Ayuso)

Goles: 0-1 Samuel (7’), 0-2 Esteban (24’, en propia puerta), 0-3 Álvaro (54’), 1-3 Iñaki (74’), 2-3 Esteban (88’)

Incidencias: 3ª División (Grupo VIII) | J32 | Municipal Francisco Mateos |

Fotos: Redacción Ciudad Rodrigo