Martes, 12 de diciembre de 2017

El calvario de la ciudadanía

Pero tú..., me dice el otro, que la Semana Santa ya se acabó.
¡Je, je! ...onamatopeyo.
Que te lo has creído tú, añado, que es ahora cuando volvemos a las procesiones políticas por las calles de nuestras noticias , y al eterno calvario de la ciudadanía.
Atiende, digo: En primer lugar van los azules, los del PP (Es decir, los PleniPotenciarios de España, los que dicen que han ganado las elecciones, con su Barberá a la cabeza, y de ahí no se apean, ni de la urna de su carroza). Luego le sigue la roja carroza del "Caballero de la Rosa" , quijotesco personaje que no tenía en sus filas gentes buenas como para meter a la Lozano de UPD, o la comandante, muy meritoria, por lo demás, pero que dejó fuera a alguien como Madina (¿Quién va a confiar en trapero así?). Luego, y no te pierdas, siguen los de Podemos, esos magos del aire morado que se dedican a convertir en ranas a los príncpes de sus listas...Y el de atrás, el de la bisagra que todos creíamos, esos ciudadanos que ni chicha ni limoná, pues ahí, dando aceite a las puertas que tal vez nadie abra...
Ay, nazarenos somos y en la realidad nos vemos de nuevo.