Sábado, 16 de diciembre de 2017

Cómo hacer del dormitorio de los niños su lugar favorito de estudio

Para motivar al estudio, la elección del color de la habitación es esencial. Mientras que los colores chillones y estridentes causan nerviosismo y distracción, el blanco y los colores claros en general aportan armonía y tranquilidad
EL espacio del niño en el hogar es importante para su desarrollo personal/Foto:ⓒPlatform / homify.es

Una vez terminadas las esperadas vacaciones los más peques de la casa tendrán que volver a la rutina y ponerse a estudiar. Para aquellos padres que no contamos con una habitación extra para ello, a veces es un verdadero problema sentar a nuestros hijos en su dormitorio y ponerlos a hacer sus tareas del colegio, pues asocian este espacio con el descanso y los juegos y no logran concentrarse.

Cada cosa tiene su lugar                                       

Lo importante es separar bien todas las zonas: la de recreo, la de descanso y la de estudio. Al estar diferenciadas, les es más fácil centrarse en una sola tarea. Además, al tener el “premio” tan cerca, querrán hacer los deberes más deprisa y así poder escaparse cuanto antes a jugar. 

La pureza del blanco

                                                                                     

 

 

 

                                                                                                 DEC&YOU / homify.es

Para motivar al estudio, la elección del color de la habitación es esencial. Mientras que los colores chillones y estridentes causan nerviosismo y distracción, el blanco y los colores claros en general aportan armonía y tranquilidad. Otro punto fuerte de este color es que ilumina la habitación, lo que los animará también a la hora de ponerse a estudiar.

La importancia de la luz natural

 

 

 

                                                                                                         ⓒINTERIORISMO DE SPCIOS INFANTILES / homify.es

No hay mejor lugar para ubicar el escritorio que debajo de la ventana. De esta forma, aprovecharemos al máximo la luz natural y no tendremos que recurrir a las lámparas hasta que no sea estrictamente necesario. De todas maneras, antes de colocarla, tenemos que considerar qué tipo de ventana tenemos pues, si es abatible, la mesa nos estorbará para abrirla. Para evitarnos problemas, mejor ponerla ahí si tenemos ventanas correderas. 

 

¿Castigado?

 

 

 

 

                                                                                                                                  ⓒCOBLONAL ARQUITECTURA / homify.es

Si no contamos con la posibilidad de ubicarla en ese lugar, tampoco se acaba el mundo; de hecho, también tiene otras ventajas. De cara a la pared es lo mejor para la concentración, pues no se quedan mirando a las musarañas por la ventana. No obstante, debemos preocuparnos de que el espacio esté bien iluminado pues, si la luz natural les viene por la espalda o por un lateral, les hará sombra y les acabará molestando a la vista.  

Fusión de colores

 

 

 

 

                                                                                                                                                ⓒMOBIMIO - RÄUME FÜR KINDER / homify.es

Nuestra labor como padres es enseñar a nuestros hijos que estudiar no tiene por qué ser algo aburrido, y nada mejor que empezar por su habitación para mostrárselo. Al dividir la zona de noche de la de estudio y decorándola con colores alegres, los estaremos animando a sentarse en su silla y ponerse a ello, y si la acondicionamos para que puedan hacer “de las suyas” en las paredes, no querrán terminar nunca.  

Aprovechando al máximo el espacio             

                    

 

 

 

                                                                         

                                                                                                                                                                                           ⓒFELD ARCHITECTURE / homify.es

¿No tenemos mucho espacio para la zona de estudio? Saquémosle provecho entonces a cualquier resquicio disponible. En esta fotografía, el hueco libre que queda de la escalera que lleva a la cama se ha utilizado para ubicar la zona de estudio: sobre la mesa cuelgan estanterías llenas de cuadernos y libros, elementos fundamentales en todo cuarto infantil. Al inculcarles el valor de la lectura, les estaremos ayudando a mejorar su expresión y vocabulario, así como a aumentar su rendimiento general.

Espacio para todos

 

 

 

                                                                                                                                 ⓒSOFÁS CAMAS CRUCES / homify.es

Al compartir habitación, llega una determinada edad en la que los hermanos quieren diferenciarse y tener cada uno su propio lugar en el cuarto. Como damos por hecho que no contamos con mucho espacio libre, la opción que nos ofrece este diseño nos parece muy interesante, pues consigue lograr esa independencia en un lugar compacto. Asimismo la orientación de las mesas -dándose la espalda-, hace que, aunque estén los dos estudiando a la vez, se olviden de que hay alguien más en la habitación y puedan concentrarse mejor en sus respectivas tareas.