Viernes, 15 de diciembre de 2017

‘Parkinson Salamanca’ reivindica más ayudas y un local más amplio

Cerca de 1.200 personas padecen esta enfermedad degenerativa en Salamanca, pero la asociación solo puede atender a un 10 por ciento

Teresa Martín, presidenta de la Asociación Parkinson Salamanca

Teresa Martín, presidenta de la Asociación Parkinson Salamanca, apuntó este miércoles que en estos momentos la agrupación que representa necesita sobre todo ayuda económica y lanzó una reivindicación cara a conseguir una mejor instalación para atender a las muchas personas que padecen la enfermedad en Salamanca, en la actualidad casi 1.200 personas.

“Lo ideal sería tener un local más grande para atender las terapias. Estamos ampliando los horarios porque si no los grupos son demasiado grandes para manejarlos y hay días en los que no cabemos en el aula que tenemos. No tenemos espacio”, dijo.

La Asociación, actualmente, la forman 160 personas, de la cuales 94 suben a las terapias todas las semanas y el resto son socios colaboradores, familiares que aportan una cantidad o simplemente nos apoyan y ayudan en las terapias porque no tenemos presupuesto para contratar a personas. Son cuestiones básicas como subir a la furgoneta, bajar, ponerle la chaqueta, quitársela y otros aspectos.

En estos momentos Parkinson Salamanca recibe ayuda del Ayuntamiento de Salamanca y de la Junta de Castilla y León aunque el dinero que llega no cubre los cuantiosos gastos que tiene. Teresa Martín apuntó que entiende los esfuerzos que realizan las instituciones pero apunta que la subvención de la Junta, por ejemplo, de 2.500 euros al año no llega para pagar una nómina de un mes a un trabajador. Teniendo en cuenta hay diez trabajadores la cuantía es escasa.

Parkinson Salamanca sobrevive gracias a la cuota que ponen los socios y después las actuaciones que hace la Asociación como la disputa de la carrera anual ‘Run For Parkinson’s’, de la cuestación del 11 de abril, de un concierto que hacemos en el Calatrava o de venta de lotería, así como donativos de las personas que lo hacen de forma desinteresada.

El Parkinson es una enfermedad degenerativa en la que no se ha avanzado mucho en los últimos tiempos. Sí existe una investigación sobre la misma, pero no sobre un tratamiento que sea realmente eficaz, hay fármacos que hacen que los pacientes tengan una mejor calidad de vida, pero también hay un porcentaje alto que tras cinco o seis años los enfermos se deterioran mucho.

En Salamanca hay un grupo de 20 personas que se llaman de inicio temprano de menos de 50 años. “Ha entrado hace una semana un chico de 34 años. Tenemos un grupo de 6 personas, mujeres y hombres con 42 años y de menos de 50 hay un grupo de 20 personas”. La enfermedad ha dado un cambio en los últimos años y ahora las edades de padecer Parkinson son más tempranas si bien se desconocen las causas.

Foto: Alejandro López