Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Pocholo prefiere el escaño a la alcaldía

Pocholo es el apelativo cuasi familiar por el que es conocido José Ignacio Delgado, el histórico alcalde de Caleruega y desde el pasado mes de mayo procurador de las Cortes por la provincia de Burgos, donde encabezó la lista autonómica de Ciudadanos. Delgado se ha visto forzado ahora a optar entre la alcaldía y el escaño por obra y gracia de los Estatutos de C´s, que declaran incompatible el desempeño simultáneo de dos cargos públicos electivos. Y ante dicha tesitura, Pocholo ha decidido poner fin a su dilatada etapa municipal -es alcalde desde 1999 y concejal desde 1991- y mantener su condición de procurador.

Delgado acata con resignación dicha incompatibilidad, aunque considera un tanto riguroso que la misma se extienda a cualquier alcalde por pequeño que sea el municipio al que representa (Caleruega apenas cuenta con medio millar de habitantes). Pero la dirección del partido naranja, tan laxa en otras ocasiones, ha sido inflexible. Tanto que ni siquiera ha accedido a aplazar la incompatibilidad hasta el mes de septiembre, frustrando el deseo de Pocholo de asistir como alcalde a los actos del VIII Centenario la Ordende los Domínicos, fundada por el calerogano Santo Domingo de Guzmán.

Delgado recaló en Ciudadanos en 2014 tras disolver el Partido Regionalista de Castilla y León (PRCAL), que él mismo había fundado dos años antes a raíz de las disensiones internas en el Partido Castellano (PCAS), anteriormente denominado Tierra Comunera. Pocholo fue un referente municipal dentro de todas estas formaciones castellanistas, representando en su día a Tierra Comunera en la Federación Regional de Municipios de Provincias.

Funcionario de prisiones de profesión, Delgado es uno de los dos procuradores de Ciudadanos (el otro es el leonés Manuel Mitadiel) que no está “liberado” con cargo a la Cámara, ya que los otros tres (Luis Fuentes,David Castaño y Belén Rosado) lo están como portavoz, portavoz adjunto y secretaria tercera de la Mesa, respectivamente. Precisamente su condición de alcalde le excluyó de antemano de una posible “liberación”, teniéndose que conformar con la portavocía de su grupo en las comisiones parlamentarias de Cultura, Familia y Fomento, así como en la comisión de investigación sobre el Hospital de Burgos.

eltopillodecastillayleon@gmail.com