Sábado, 16 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Interesantes novedades y sonadas ausencias en una Semana Santa que escapó de la lluvia

CIUDAD RODRIGO | La introducción de un caballo por parte de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración fue la novedad más llamativa
Los cofrades pudieron sacar sus pasos al dejar la meteorología una tregua para ello/ Fotografía: Adrián Martín

Antes de iniciarse la Semana Santa 2016, las previsiones meteorológicas hacían temer que pudiera estar pasada por agua. Sin embargo, este año ha habido bastante suerte en Ciudad Rodrigo, escapando las procesiones por completo de la lluvia, salvo la procesión de La Borriquilla, que se vio afectada mínimamente en su parte final por una llovizna repentina que hizo que se suprimiera el final en la Plazuela de Herrasti.

No hubo tanta suerte sin embargo con los otros dos eventos que complementan las procesiones. Por un lado, la representación de La Pasión del Departamento de Evangelización y Nuevas Tecnologías y del Grupo El Manantial se tuvo que desarrollar en la nave central de la Catedral ante el riesgo de lluvia y las bajas temperaturas. Por otro lado, el festival de tarde de la Fiesta de La Charrada tuvo que ser interrumpido a mitad del mismo en la Plaza Mayor para ser trasladado al Teatro Nuevo.

A pesar de la ausencia de lluvia, las procesiones sí han estado marcadas en su mayoría por el frío, especialmente en contraste con la buena temperatura que hizo el año pasado en Semana Santa (cuando cayó un poco más tarde). Al menos, las noches no han sido demasiado frías, excepto la procesión de Las Angustias, cuando se levantó un molesto aire.

En lo referente al desarrollo de las procesiones, las novedades preparadas por las Cofradías han causado una grata impresión. La más llamativa sin duda alguna fue la del caballo introducido por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración, que desfiló unos metros por delante del resto de la comitiva.

Mientras, la Cofradía de La Oración del Huerto introdujo la variación de ‘jugar’ con el paso del Prendimiento introducido el año pasado, dándole un atractivo añadido a su desfile. Además, la Cofradía de Nuestra Señora de las Angustias contó con la participación de la Coral Dámaso Ledesma en su desfile de la noche del Miércoles. Como atractivo inesperado, Ángel Cañuelo declamó una poesía de Gabriel y Galán durante el transcurso de la procesión del Santo Encuentro.

En el apartado de las ausencias, la más sonada ha sido la del Equipo de Gobierno en las procesiones del Santo Entierro y La Soledad como ya se había anunciado. Asimismo, también estuvieron ausentes representantes de la Guardia Civil y de la Policía Local. Los únicos asistentes del ámbito político fueron concejales del Partido Popular.

Respecto a otras ausencias, la procesión de La Carrera tampoco contó con el paso del Ecce Homo, tras no tener costaleros suficientes la Cofradía de Jesús Nazareno, pese a hacer un llamamiento público para ello. Hay que apuntar que alguna otra Cofradía también ha tenido problemas para encontrar costaleros para sus procesiones, aunque no se hiciera esa búsqueda pública.

Por otro lado, en la procesión del Resucitado también llamó la atención que no sonara el Reloj Suelto en el momento de serle retirado el luto a La Dolorosa. En este caso, no hubo cuestiones políticas de por medio, sino que la persona encargada de hacer sonar la Campana decidió no hacerlo en base a la experiencia de años pasados, ya que el Reloj se solapaba con la música de la Banda de Cornetas y Tambores del Nazareno, y la música procedente de la megafonía de la Plaza (hace unos años ya dejó de sonar el Reloj en la procesión de La Borriquilla).

En esa procesión final de la Semana Santa estuvieron ausentes, como el año anterior, las Cofradías de Jesús Amigo de los Niños, la Santa Cruz y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración, mientras que las cofradías de mujeres, Las Angustias y La Soledad, acompañaron al paso de La Dolorosa.

Dejando a un lado esas ausencias, las procesiones contaron con una buena asistencia de público, destacando la procesión del Silencio de la noche del Jueves, o la de La Soledad de la noche del Viernes, en este caso formando parte de la propia procesión.

Tras ostentar este año la Cofradía de La Soledad la presidencia de la Junta Mayor de la Semana Santa (consiguieron que fuera pregonero el Obispo Raúl Berzosa), el año que viene le corresponderá a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración, que ha recogido imágenes especiales de su participación en esta Semana Santa a través de cámaras GoPro.

Asimismo, han tenido como novedad la presencia de dos mujeres entre el grupo de cuatro hermanos mayores de este año (iba a ser sólo una, Alejandra Méndez, pero la baja de otro de los previstos hizo que entrase Dory Gómez Muñoz). De cara al año que viene, la Hermandad ya anunciado que intentará negociar para que todas las cofradías vuelvan a tomar parte en la procesión del Resucitado.