Jueves, 14 de diciembre de 2017

La Lista Robinson

Pocos serán los privilegiados que no hayan recibido a las horas más intempestivas las llamadas de comerciales de empresas, sobre todo de Telefonía. Nuestros datos figuran en todas partes y somos el objeto codiciado de las posibles contrataciones de estos comerciales,

No sirve de nada quejarse, ni decir que no te llamen, ni colgar nada más oír la voz de turno diciendo su nombre.

A finales de 2009, “el Congreso de los Diputados aprobó la prohibición de realizar llamadas comerciales con números privados o la posibilidad, por parte del usuario, de negarse a recibir llamadas de este tipo. Pero parece que no fue suficiente. En ciertos sectores, el abuso de las compañías se ha frenado bastante. Por contraste, las empresas dedicadas a las energías han radicalizado sus tácticas, tanto a través de la puerta fría como a través de la vía telefónica. Lo más preocupante son los abusos cometidos y las malas practicas llevadas a cabo para con las personas más vulnerables: nuestros mayores”.

Para cortar con este acoso comercial existe la Lista Robinson, no demasiado conocida por todos los que desean tener su teléfono blindado a estas llamadas tan molestas.

La Lista Robinson es un servicio gratuito gestionado por la Asociación Española de Economía Digital que tiene como finalidad reducir la cantidad de publicidad no deseada que reciben los usuarios. Así, lo que se busca en especial es acabar con todo tipo de notificaciones

Hay que tener en cuenta dos puntos importantes:

Esta Lista protege de las empresas con las que nunca se ha tenido relación. Si se trata de una empresa con la que se tiene o se tuvo contrato, hay que contactarles directamente para exigirles que dejen de enviar publicidad. 

Pasarán 3 meses para que la Lista Robinson empiece a hacer efecto. Para poder disfrutar del beneficio de estar inscrito y que no molesten más, hay que acceder a Listarobinson.es. Desde esta página se puede apuntar a lo que se conoce como listas de exclusión publicitaria.

Al registrarse se dan los datos, y se recibe un e-mail para confirmar y ya se obtiene el nombre de usuario (el DNI o NIE) y una clave numérica.

Después bastará pinchar en "Acceso al servicio", piden nombre y clave y acto seguido preguntan por qué vía se quiere dejar de recibir publicidad (móvil, fijo, e-mail, mensajes SMS/MMS

Se activan por separado, indicando dirección/número. 

Cada paso que se da será confirmado con un e-mail.

Para las empresas con las que se tiene o se tuvo contrato hay que enviar e-mail o carta pidiendo que dejen de enviar publicidad. La web de la Lista Robinson facilita un buscador de entidades para hacerles llegar esta petición.

Apenas en unos minutos se habrán realizado los pasos necesarios. A cambio, el teléfono dejará de sonar cuando más molesta.