Domingo, 17 de diciembre de 2017

En el interior de tus lágrimas, Soledad

Oración, meditación y emoción en la Catedral durante los instantes previos al desfile de la Señora de Salamanca

El bello rostro de la Señora de Salamanca (Foto de Álex López)

Pasan poco más de las once. Lejos del murmullo y la multitud, inmersas en la intimidad de la Catedral, las lágrima de la Soledad acaparaban las silenciosas y emocionadas miradas de sus miles de hijos. Unos venían a alumbrar su camino de pena, a compartir su dolor. Otros, a llevarla sobre sus hombros hacia el interior de la noche más noche de la Semana Santa de Salamanca. Todos ellos, ataviados con el más fervoroso de los lutos, se sumergirían en el hermoso llanto de la Reina de Salamanca cuando las campanas marcaran las doce.

Alejandro López

Ver más imágenes: