Martes, 12 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

Del día a la noche en una larga Carrera abarrotada de público y con varias ausencias

CIUDAD RODRIGO | A la hora del segundo paso por la Plaza Mayor, cada Cofradía optó por una ruta, lo que provocó un poco de lío
El Santo Sepulcro durante la procesión | Foto Adrián Martín

Ciudad Rodrigo vivió en la tarde del Viernes Santo el momento culminante de su Semana Santa con la procesión del Santo Entierro, conocida popularmente como La Carrera, en la que salen a las calles mirobrigenses las siete cofradías existentes.

La Carrera de este año tuvo como peculiaridad global que todavía no ha entrado en vigor el horario de verano (lo hará en la noche del sábado al domingo) lo que hizo que la procesión empezase de día y acabase totalmente de noche, algo que ocurre de tantos en tantos años.

Lo que no cambia, sea de día o de noche, es el seguimiento por parte de miles de personas en múltiples puntos, siendo uno de los más concurridos el entorno de la Catedral, desde muchos minutos antes de la hora fijada para la salida, las 19.00 horas. Previamente a esa hora fueron llegando a la Seo los cofrades de todas las entidades, algunos con la túnica puesta desde casa y otros preparada en una bolsa para colocársela al llegar a la Catedral.                      

Con bastante más calma que el año pasado, la Cofradía de Jesús Amigo de los Niños recibió por fin el visto bueno para ponerse en marcha, siendo los encargados de abrir una comitiva que transcurrió por Plazuela de San Salvador, Díez Taravilla, Colada, Plaza Mayor, Rúa del Sol Enrique Zarandieta, Campo del Pozo, Cristóbal de Castillejo, San Juan, Colegios, Velayos, Sánchez Arjona y Plaza Mayor.

Dentro de la zona inicial hubo una incidencia: cuando ya habían salido varias Cofradías, una ambulancia tuvo que cruzar justo a las puertas de la Catedral en dirección al Seminario Diocesano.

Sin Ecce Homo, sin caballo, sin Policía Local, sin Guardia Civil y sin Equipo de Gobierno

La Carrera tuvo varias ausencias. Por un lado, y debido a la falta de costaleros, este año la Cofradía de Jesús Nazareno no pudo sacar en esta procesión su paso del Ecce Homo (el año pasado sí lo hicieron), contando de este modo con cuatro pasos en total (Los Azotes, Jesús Nazareno, La Caída y La Dolorosa).  

Por otro lado, tampoco salió a procesionar el caballo estrenado por la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración en la noche del Jueves Santo (la Hermandad había dejado en el aire su participación en esta procesión al ser más larga y complicada al salir todas las Cofradías). El estandarte que llevaba el jinete encima del caballo sí fue procesionado a pie por el propio jinete. Como en la noche del jueves, la Hermandad tuvo cámaras GoPro para recoger momentos de la procesión.

Por último, en la procesión no hubo representantes de la Policía Local (dos agentes sí se encargaron de controlar el tráfico), ni de la Guardia Civil ni del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento a diferencia de años anteriores. Respecto al Equipo de Gobierno, a principios de la legislatura se acordó que sólo asistirían en su cargo de concejales a las procesiones de San Sebastián.

Ante la ausencia de la Corporación como tal no estuvieron tampoco los maceros, aunque sí participaron seis de los concejales del Partido Popular (Marcos Iglesias, Beatriz Jorge Carpio, Carolina Paniagua, Ramón Sastre, Miguel Matías Rubio y José Manuel Jerez) luciendo la medalla corporativa del Ayuntamiento.

La Cruz desdobla su procesión en el segundo paso por la Plaza

Como decíamos más arriba, tras el paso principal por la Plaza Mayor, se hizo un recorrido por varias calles antes de volver al ágora mirobrigense, excepto la Cofradía de Jesús Amigo de los Niños, que se desvió previamente para llegar más rápido al Arrabal del Puente.

La Cofradía de la Oración del Huerto marchó por Cardenal Pacheco en dirección a la Iglesia de Cerralbo, la parte principal de la Cofradía de Jesús Nazareno se fue por la calle San Juan en dirección a la Iglesia de San Agustín, y la Hermandad del Santísimo Cristo de la Expiración abandonó la Plaza por la Rúa del Sol para llegar hasta la Iglesia de San Pedro – San Isidoro.

La novedad estuvo en la Cofradía de la Santa Cruz, que desdobló su procesión: los cofrades ‘normales’, el paso de Nuestra Señora de La Cruz y la Banda se fueron por Cardenal Pacheco hacia la Catedral, mientras que los cofrades que portaban banderas y los pasos de El Calvario y la Santa Cruz se fueron por la calle San Juan. En lo que se refiere a los pasos, se estuvieron desmontando para guardarlos dentro de la Iglesia de San Agustín.

La siguiente Cofradía, Nuestra Señora de las Angustias se dirigió a su sede, la Iglesia de la Venerable Orden Tercera, mientras que el bloque final de la procesión (incluido el Santo Sepulcro de la Cofradía de La Soledad, La Dolorosa de la Cofradía de Jesús Nazareno y la Banda Municipal de Música) se dirigió por Cardenal Pacheco hacia la Catedral, donde concluyó en torno a las 21.10 horas

Reportaje Gráfico: Adrián Martín y  @kisanghani 

  • El Santo Sepulcro durante la procesión | Foto @kisanghani | Agradecimientos: Restaurante Mayton