Sábado, 16 de diciembre de 2017

La ‘Esperanza’ regala la madrugada del Viernes Santo

Los cuatro pasos de la Dominicana reciben el calor y los aplausos al salir de la monumental Iglesia de San Esteban

La madrugada tiene nombre de mujer cada Viernes Santo, con Nuestra Señora de la Esperanza adentrándose en la ciudad a las 5 de la mañana arropado por la pasión de miles de salmantinos que no dudan en madrugar para acompañar al cortejo de la Hermandad Dominicana.

La “Esperanza” de miles de salmantinos. La reina de la madrugada del día grande de la Semana Santa. La más andaluza, la más arraigada entre los aficionados a los toros. La que obliga a levantarse a las 5 de la mañana.  

Pasados unos minutos de la hora convocada comenzaba el cortejo llevando en andas las imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Pasión,  el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora de los Dolores y Nuestra Señora de la Esperanza.

Tras la comitiva, los chavales en proceso de reinserción de Proyecto Hombre, que tienen la esperanza de recuperar el tiempo perdido. Con ellos, su tutor, el guía de esta organización, el sacerdote Manuel Muiños, junto al prior de los Dominicos, Ricardo Luis de Carballada.

De hecho, la Hermandad hace bandera de su permanente colaboración con esta organización humanitaria, a la que respalda a lo largo del año con diversas acciones solidarias, voluntariado y de captación de recursos económicos.

Como novedades, la Esperanza estrenó los bordados en el techo de su palio, modificó su recorrido sustituyendo el paso pro Calderón de la Barca incorporándose por Tavira.

Calidad musical

La espectacular salida de los Dominicos lo es también gracias a la calidad musical que acompaña en todo el recorrido. Así, La Piedad está arropada por la Banda de la Piedad de Valladolid; La Esperanza por la Banda 'Ciudad del Tormes'; el Santísimo Cristo de la Buena Muerte por la Agrupación musical del Cristo Yacente y de la Agonía Redentora y Nuestro Padre Jesús de la Pasión por la Agrupación 'María Santísima de la Estrella'. Al ritmo de sus sones, efectivos de la Guardia Civil y de los Bomberos, custodiando los pasos.

Un poco de historia

La fundación de la Hermandad tuvo lugar el 27 de marzo de 1944, estando promovida por los gremios de Prensa, Papel y Artes Gráficas de la ciudad. Con el apoyo de la Comunidad de Dominicos de Salamanca la cofradía consiguió organizar su primer desfile procesional para ese mismo año. En esa primera ocasión los nazarenos, alrededor de 120, acompañaron al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, propiedad de los PP. Dominicos, y a Ntra. Sra. de los Dolores, más conocida como la Piedad, que se venera en la Catedral Nueva siendo propiedad del Patronato de Pía Memoria de don Manuel García Serrano.

Emblema

Crismón en color blanco rodeado por una corona de espinas, sobre la cruz de la Orden Dominicana. Todo ello inscrito en un círculo de color morado dado el carácter penitencial de la Hermandad.

Hábito

Los hermanos visten túnica en forma de sotana, de lienzo crudo, con botonadura negra al frente, ceñida con cíngulo de siete vueltas en recuerdo a los Dolores de la Virgen. Llevan también capa de raso de color negro. El color de los capirotes depende de la sección a la que se pertenezca, siendo negro en el caso de los hermanos que alumbran a N.P. Jesús de la Pasión y al Stmo. Cristo de la Buena Muerte, rojo para quienes acompañan a la Piedad y verde para los nazarenos de Ntra. Sra. de la Esperanza. Se completa con guantes blancos y zapatos negros.

Los hermanos de paso no llevan capa, sustituyen el capirote por verdugos de raso del color correspondiente a la sección y el cíngulo por cordón simple del mismo color del verdugo.

Destaca la sección de cofrades que desfila, precediendo el paso de Ntra. Sra. de la Esperanza, vistiendo el típico traje charro de luto y alumbrando con faroles.

 

Imágenes titulares

 

Stmo. Cristo de la Buena Muerte

Es una talla anónima del s.XVII de tamaño inferior al natural. Representa a Cristo ya muerto en la cruz con los ojos cerrados y la cabeza reclinada hacía el lado derecho. La cruz, de tipo arbóreo y con cantoneras e INRI en metal dorado, se estrenó en 2001.

Desfila sobre andas de carga interior cuyos respiraderos se tallaron entre los años 2001 y 2011, habiéndose tomado para la canastilla las andas anteriores, regalo de la Seráfica Hermandad, decoradas con relieves en plata de las estaciones del Vía Crucis, provenientes del paso que portó a Ntra. Sra. de la Esperanza hasta 1989.

N.P. Jesús de la Pasión

Imagen realizada en 1945 en Granada por el salmantino Damián Villar. Para su realización se inspiró en las facciones del Cristo de la Misericordia de esa ciudad, obra de José de Mora. Representa a Cristo cargando con la cruz. Siendo originalmente una imagen de candelero, en 2001 el imaginero sevillano Javier Roán le añadió un cuerpo anatomizado.

Tradicionalmente desfila vestido con túnica blanca a sugerencia de los PP. Dominicos, por ser este el color que indican los Evangelios para la última túnica que vistió Cristo, aun así desde 2001 también ha vestido túnicas moradas y granates.

Desfila sobre andas talladas y doradas en 1991 por Vicente Cid Pérez en estilo barroco, con cuatro cartelas representando distintos momentos de la Pasión (flagelación, encuentro con la Verónica, descendiento y entierro) y figuras exentas de los Evangelistas en las esquinas de la canastilla.

Ntra. Sra. de los Dolores (Piedad)

Obra de Luis Salvador Carmona en 1760. Es una de las mejores tallas que desfilan en la Semana Santa salmantina, si bien no se creó con ese fín.

Destaca la cuidada anatomía de Cristo y la dulce expresión de dolor contenido de la Virgen, así como el tratamiento de los paños.

La policromía, en colores planos, revela la influencia del incipiente Neoclasicismo.

Desfila sobre andas de metal plateado estrenadas en 1998, fueron realizadas en el taller de orfebrería de Orovio de la Torre en Torralba de Calatrava (Ciudad Real).

Ntra. Sra. de la Esperanza

Imagen de vestir tallada por Damián Villar en 1951 siguiendo los cánones de las dolorosas andaluzas.

En 2001 fue reformada por Javier Roán creando gran controversia en la Hermandad y en la Semana Santa de Salamanca en general.

Desfila bajo palio, vestida al estilo andaluz destacando el manto realizado a partir de vestidos para torear donados por Santiago Martín "El Viti", Julio Robles y "El Niño de la Capea", hecho por el que recibieron el reconocimiento como Hermanos Honorarios en marzo de 1986.

  • Nuestra Señora de La Esperanza (Foto de Álex López)