Lunes, 11 de diciembre de 2017

La Gran Vía, el alquiler más caro de la región

La céntrica arteria salmantina, con un precio medio mensual de 13,35 euros el metro cuadrado, se sitúa a la cabeza de Castilla y León

Gran Vía de Salamanca

El encanto del casco histórico de Salamanca resulta incuestionable, y ahí puede radicar en parte que en la Gran Vía salmantina se encuentre el precio medio más elevado que se puede pagar ahora por alquilar una vivienda en Castilla y León: 13,35 euros mensuales el metro cuadrado. Por el contrario, el precio más barato en la comunidad autónoma, siempre hablamos de capitales de provincia, se sitúa en tres barrios de León, en concreto en los barrios El Crucero, Armunia y El Ejido, con un coste de 2,82 euros por metro cuadrado y mes.

Según el informe anual que elabora TecniTasa (Técnicos en Tasación S. A.), una sociedad de tasación independiente que trabaja para bancos y entidades financieras, la ciudad española más cara para alquilar es Barcelona, y la más barata, Elche. Cien metros cuadrados en la Ciudad Condal cuestan 2.958 euros al mes, y en Elche, 180 euros. El informe también revela que los precios máximos del alquiler de una vivienda en España tienden a estabilizarse, como es el caso de Valladolid, Sevilla, Santa Cruz de Tenerife o Murcia, mientras que los precios mínimos suben ligeramente en muchas ciudades españolas, como Cáceres, Toledo o Las Palmas de Gran Canaria.

Una vivienda de alquiler en calles emblemáticas de Madrid, Barcelona, Bilbao, Pamplona, San Sebastián, A Coruña, Cádiz, Marbella o Zaragoza se sitúan por encima de los 1.500 euros al mes; precios que llaman la atención si los comparamos con los barrios más baratos, en ciudades como Huelva, Alicante, Castellón, Elche, Torrent, Granada, Málaga, Jerez de la Frontera, Almería y Jaén, donde aún se puede alquilar una vivienda por debajo de los 200 euros mensuales. Ambos extremos han disminuido con respecto a otros años.

Según José María Basañez, presidente de TecniTasa, «la evolución de los precios de compraventa ha sido, en términos generales, más abrupta que la de los precios de alquiler, por lo que la rentabilidad de los alquileres ha subido en el periodo de crisis. Las expectativas son simétricas, los precios de compraventa se irán progresivamente recuperando desde niveles inferiores, por lo que, aunque las rentas del alquiler se mantendrán o se incrementarán, la rentabilidad previsiblemente disminuirá», señala.

Las caídas más relevantes de los precios máximos para alquilar las encontramos en las zonas analizadas por TecniTasa en Santander, Zamora, Madrid, Guadalajara y Salamanca, con un descenso que ronda el 12%.
La mayor subida en los precios máximos del metro cuadrado en alquileres se da en Pontevedra y Vigo, alrededor del 13%.

En cuanto a los precios mínimos, suben de manera relevante en Santander, Castellón y Vigo, en torno al 11%. En el otro extremo encontramos bajadas significativas en estos precios mínimos en Zaragoza, Huesca y Logroño, el 12%.

El alquiler más caro y el más barato

El metro cuadrado más caro para alquilar en el último año en España ya no está en la capital de nuestro país, ahora se encuentra en Barcelona, con 29,58 euros al mes. Arrendar una vivienda de 100 metros cuadrados en el Paseo de Gracia cuesta ahora 2.958 euros, un precio que ha variado con respecto al año anterior, ha repuntado un 2%.

174 euros es la diferencia que existe para alquilar una vivienda de 100 metros cuadrados entre este barrio barcelonés y la madrileña calle de Serrano, donde un inmueble de la misma superficie cuesta ahora 2.784 euros mensuales. Y es que el precio del metro cuadrado para alquilar en las zonas estudiadas por TecniTasa en la capital madrileña ha descendido el 13%.

En el lado opuesto, el metro cuadrado más económico para alquilar está en el barrio Carrús Elche, Alicante, donde se pagan 1,80 euros mensuales por el metro cuadrado. Le sigue muy de cerca la barriada del Torrejón, en Huelva, con 1,98 euros. La tercera posición la comparten el barrio Juan XXIII, 2º Sector, en Alicante, el barrio de Pescadería en Almería, y Cartuja-Casería de Montijo en Granada, con 2 euros.

Las cinco más caras por metro cuadrado

Si una familia española quisiera alquilar un piso de 100 metros cuadrados en el paseo de Gracia en Barcelona tendría que disponer de 2.958 euros al mes para pagar la renta. El mismo tipo de vivienda en la calle Serrano, Madrid, le costaría 2.784 euros. La tercera urbe más cara para alquilar también está en el norte, en Pamplona, donde se necesitarían 2.490 euros. Si esta familia decidiese irse al sur ahorraría bastantes euros. El cuarto y quinto puesto están en Andalucía y ya bajan de los 2.000 euros. Para ser concretos, en Marbella 1.920euros, y en Cádiz, 1.768.

La brecha se acorta

Barcelona es la ciudad de España donde se encuentra la diferencia más notable entre los precios del alquiler más caro y el más barato en los últimos doce meses. Una vivienda familiar con una superficie de 100 metros cuadrados en el Paseo de Gracia está valorada en 2.958 euros al mes, mientras que en el barrio de Besós y Ciutat Meridiana cuesta 600. La diferencia es de 2.358 euros.

Madrid ocupa el segundo lugar. En la calle Serrano, una vivienda de cien metros cuadrados cuesta 2.784 euros al mes, y una del mismo tamaño en San Cristóbal de los Ángeles, 471 euros. La diferencia es de 2.313 euros. Le siguen en esta lista Pamplona con 2.090 euros de diferencia entre el Paseo Sarasate-Primer Ensanche y Grupo Urdanoz en un piso de 100 metros cuadrados.

La ciudad que tiene la menor brecha en el precio del metro cuadrado para alquilar es Telde, en Las Palmas. La diferencia es de tan solo 142 euros al mes a la hora de alquilar una vivienda de 100 metros entre la zona más cara y la más barata. Le sigue Fuenlabrada con una diferencia de 160 euros.