Martes, 12 de diciembre de 2017

Hasta que su dolor se lo susurra

Nadie conoce nada de sí mismo

hasta que su dolor se lo susurra.

 

Nadie conoce nada de sus manos

hasta que tocan puras otras manos.