Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Se tiñe la madrugada de rojo y blanco

La Cofradía del Cristo Yacente de la Misericordia da color a la Plaza de Anaya en su caminar hacia el interior de la noche salmantina

La Misericordia y la Agonía visten de rojo y blanco (Foto de Álex López)

Las primeras horas del Jueves Santo se subrayan en rojo y blanco. Al andar sobre suelas de esparto de los hermanos y hermanas de la Real Cofradía Penitencial del Cristo Yacente de la Misericordia y del Cristo de la Agonía Redentora se unen los dos llamativos colores que componen su hábito, un color rojiblanco que contrasta con el dorado de la piedra y que dota a la hermandad de una presencia única en la noche charra.

Alejandro López Redondo