Sábado, 16 de diciembre de 2017

Libreros esperaba...

Como cada Miércoles Santo, la calle Libreros presentaba un gran ambiente semanasantero mucho antes del inicio de la procesión

El Miércoles Santo tiene una calle por excelencia. La estrechez de Libreros hace de las mecidas del Flagelado y el paso de la Virgen de las Lágrimas algo único, creando un lazo inquebrantable entre la Pasión, la gente y la piedra, sintiéndose Salamanca más cercana que nunca a sus veneradas imágenes.