Jueves, 14 de diciembre de 2017
Alba de Tormes al día

"Es tiempo de silencio de campanas, de gustar mejor de nuestro pueblo, de volver a la infancia"

"Es tiempo de silencio de campanas, de gustar mejor de nuestro pueblo, de volver a la infancia"

Del Jueves Santo, Mari Carmen Sánchez destacó la representación de la última cena en la iglesia de San Pedro y la "impresión que les causaba ver a doce hombres mayores sentados a ambos lados del altar, hombres sencillos y humildes, curtidos por el trabajo duro de la vida".

"Nos conmovía el sonido de la Banda de Música y la Banda Cornetas y Tambores"

Para Mari Carmen, el Viernes Santo es un día triste y silencioso que "carga de congoja el corazón al ver como el Señor es desclavado de la cruz y colocado en el sepulcro". Todos los días de la Semana Santa tuvieron cabida en el pregón pronunciado por Mari Carmen Sánchez que concluyó con una poesía dedicada al Cristo en agonía, cuyo autor fue Celestino Llamazares del Sagrado Corazón de Jesús.