Sábado, 16 de diciembre de 2017

La Junta topa con sus queridas Diputaciones

El argumento, tan repetido últimamente por el PP, de que las Diputaciones provinciales constituyen un bastión en defensa de los intereses de los pequeños municipios lo están avalando varias de ellas justo donde peor podía sentarle a la Junta: el tan traído y llevado mapa de la OrdenaciónTerritorial parido por la consejería de la Presidencia.

De las seis Diputaciones que hasta el momento se han pronunciado al efecto, tres de ellas han rechazado el mapa de unidades de ordenación rural con el que se ha parcelado cada provincia. En la de Valladolid, el asunto le ha costado al PP su primera derrota plenaria desde que gobierna la institución en minoría, al rechazar en bloque toda la oposición la propuesta presentada por la Junta. Pero peor librada ha salido la consejería de la Presidencia en los plenos celebrados por las Diputaciones de Salamanca y Ávila, donde PP y PSOE han consensuado sendos acuerdos en contra de loss respectivos mapas provinciales.

El rechazo de la Diputación de Ávila no deja títere con cabeza. Afirma quela Junta “ha demostrado muy escaso respeto y sensibilidad con los municipios de la provincia”, elaborando sin consulta previa un mapa “que no recoge las particularidades ni la voluntariedad de los municipios a la hora de asociarse” y “que dista mucho de ser el adecuado a las necesidades y expectativas”. La Diputación abulense cuestiona incluso la propia necesidad del invento y pone muy en duda que el mismo lleve aparejado la reducción de gasto público.

En este último aspecto llega aún mas lejos el acuerdo de la Diputación de Salamanca, según el cual el mapa provincial presentado por la Junta “en lugar de disminuir el gasto público, lo aumenta”. En lo demás a corporación salmantina coincide básicamente con la abulense.

La Diputación de Palencia dio ayer un sí muy matizado (y apoyado exclusivamente por el PP) a la propuesta de la Junta, en tanto que la de León decidió aplazar su pronunciamiento ante la postura contraria de toda la oposición. Dado que Ley necesaria para aprobar definitivamente la Ordenación del Territorio requiere mayoría de dos tercios en las Cortes, mucho va a tener que trabajar la consejería de la Presidencia para poder sacar adelante el engendro.

eltopillodecastillayleon@gmail.com