Lunes, 11 de diciembre de 2017
Béjar al día

El luto de la Soledad se intensifica con un crespón negro por los atentados de Bruselas

BÉJAR | Cánticos y tambores acompañan a la Santa Vera Cruz en la solemnidad de la procesión de la pasada noche

Nuestra Señora de la Soledad

Ayer noche la Santa Vera Cruz ha escoltado a Nuestra Señora de la Soledad, que ha vestido un luto más profundo, llevando en su solapa un crespón negro en recuerdo a las víctimas de los atentados de Bruselas.

La solemnidad de la procesión y el sentimiento han acompañado a La Soledad desde su salida de la iglesia de San Juan,  donde se le ha cantado un Ave María, desde allí ha partido por la calle Mansilla hacia la Plaza de Nicomedes Martín Mateos, mientras el sonido de los tambores y rompía la noche y las saetas se hacían oír en diferentes puntos de la ciudad, al paso de la imagen.

Mañana la Cofradía de la Vera Cruz, instalará una carpa en la Plaza de San Juan, que servirá para la celebración del Tálamo el jueves por la mañana y donde se prepararán los pasos del Santo Entierro, a salvo de la lluvia, en la mañana del Viernes Santo.

Ver más imágenes: