Sábado, 16 de diciembre de 2017
Las Arribes al día

Semana Santa

ANTONIO VICENTE / Juez Internacional Canino
Procesión de la Pasión en Vitigudino

Es imposible encontrar hoy  una fiesta que, aun, marcada en el calendario como  meramente religiosa no contenga su parte lúdica y de ocio, tal es el devenir de la vida y las costumbres en la actualidad.

Muy atrás han quedado los tiempos en los que la Semana Santa vestía de luto toda actividad que no fuese religiosa, llegando a la prohibición de reproducir música o hacer baile; por prohibirse estaba hasta prohibido tocar las campanas, pues se interpretaba esto como un sonido festivo y el sonido de éstas era sustituido por el sonido de las ‘carracas’, que en los pueblos hacían sonar los niños mientras recorrían  las calles para  anunciar  el inicio de los Santos Oficios  propios de estos días. Eran los años en los que había un párroco en cada pueblo y se dedicaba muchas horas de las tardes de Jueves y Viernes Santo a los actos religiosos, escenificando la Pasión de Cristo, lavatorio de pies incluido, y varios Vía Crucis, alguno de ellos por las calles del pueblo.

Actualmente, en nuestros pueblos,  la Semana Santa  como fiesta religiosa ha quedado reducida a mínimos actos salvo en aquellos pueblos más grandes, como Vitigudino, donde la Cofradía trabaja para organizar cada año actos que tienen su culmen en las procesiones,  seguidas con mucha solemnidad por muchos fieles,  algunos llegados de localidades más pequeñas, quizás tratando de recordar y revivir tiempos pasados.

Paralelamente, el Ayuntamiento vitigudinense  pone en marcha una serie de actividades encaminadas a dar, por una parte, realce a actividades económicas y comerciales y, por otra parte, a atraer al turismo que en estas fechas se desplaza a la zona en busca de ocio y fiesta, sin olvidarse de una parte importante de este turismo que son los niños.

Una feria multisectorial con ochenta expositores es un buen motivo para pasar unas horas conociendo productos de nuestra zona y de otras que tienen confirmada su asistencia,  mientras los niños pasan, al mismo tiempo, un rato de diversión  en una atracción gratuita instalada al efecto. Para aquellos amantes del deporte, el sábado por la tarde, la pelota a mano vuelve a tener su tiempo de protagonismo dado el éxito que la pelota tuvo siempre que llegó al frontón vitigudinense; dos partidos, uno de ellos con los mejores profesionales nos ocuparán la tarde donde también se rifará un jamón ibérico de una empresa local.

Los más jóvenes tienen todos estos días su punto de reunión en los ‘chocones’, diversión encargada,  también, por el Ayuntamiento con un régimen de viajes por bonos negociado por el Consistorio que facilita los viajes a un precio muy favorable a los jóvenes y los niños tienen atracciones hinchables gratis para su diversión en el mismo recinto.  Estas actividades se completan con una concentración de tamborileros que el sábado por la mañana rendirán un homenaje al compañero de Almendra, Isaías Hernández, con actuación del grupo local de Charros. Asimismo, habrá degustaciones de obleas de Cipérez, lentejas de La Armuña y carne de vacuno el jueves, viernes y sábado respectivamente, sin olvidar las ofertas de la hostelería local que en estos días elabora tapas especiales y oferta lo mejor de sus establecimientos para agasajar a todos los visitantes. Un programa muy completo de ocio y diversión  que puede ser perfectamente compatible con los ‘oficios’ propios de la festividad religiosa. Tiempo para todo y para todos en esta semana con cuatro días festivos: ¡Santa semana!