Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Sarrión es identificado por la Policía por participar en una concentración no autorizada

Se trataba de una protesta en Valladolid por la expulsión de la isla griega de Lesbos de las oenegés que ofrecen ayuda a los refugiados

Sarrión en la concentración de la plaza de Fuente Dorada en Valladolid

Las redes sociales han sido una vez más el altavoz por el que una protesta se convoca y capta adeptos a una determinada causa. En este caso, la causa que se esgrime es la expulsión de la isla griega de Lesbos de las oenegés de voluntarios que ofrecen ayuda humanitaria a los refugiados, a quienes se está preparando para deportarlos a Turquía según el acuerdo firmado por la Unión Europea.

Twitter, Facebook y WhatsApp canalizaron la convocatoria de este lunes de la agrupación Colectivo Indignado,  que citaba en distintos puntos de España –entre ellos, la plaza de Fuente Dorada en Valladolid–, «a todos aquellos que quieran protestar contra esta vergüenza».

Acompañados con cazuelas y silbatos, medio centenar de personas se dieron cita en el lugar indicado a las 17:00 horas. Desde ese punto iniciaron una marcha con la idea de «dar la vuelta a la Plaza Mayor, y recorrer la calle Santiago, de forma pacífica y tranquila». Charo Chávez, concejal de Sí se Puede Valladolid, era una de las personas que participaron ayer en esta concentración espontánea. Según su relato, cuando cruzaron la Plaza Mayor, agentes de la Policía Nacional les indicaron que la protesta no había sido comunicada y que era ilegal.

«Nos ha parecido increíble que quisieran poner fin a una concentración tan justa como esta.Les hemos pedido que nos dejaran terminar la marcha y los agentes han accedido.Nos han acompañado por la calle Santiago y, cuando hemos terminado, nos han pedido a algunos la documentación, entre ellos a mí», explica Chávez. Junto a la edil de Sí se Puede, la Policía ha identificado al procurador de Izquierda Unida-Equo José Sarrión, y a la coordinadora de este partido en Valladolid, Rocío Anguita.

«Todo ha sido muy correcto por parte de los agentes, y aunque alguno de los manifestantes se ha puesto nervioso, entendemos que la Policía solo estaba siguiendo el procedimiento. Sí que es verdad que esta mañana se ha convocado una protesta espontánea por los jóvenes Erasmus fallecidos en Tarragona y nadie ha pedido ninguna documentación ni petición de permiso», añade Chávez.

Sanción

Entre los manifestantes se encontraban el concejal Héctor Gallego, también edil de Sí se Puede Valladolid, y representantes de varios colectivos ciudadanos. Por su parte, fuentes de la Subdelegación del Gobierno han señalado que la concentración no estaba comunicada y que en ella se han identificados a tres personas. «Como mucho –indican– se les puede aplicar una sanción administrativa».

Fuente El Norte de Castilla