Domingo, 17 de diciembre de 2017

La vihuela en el siglo XVI

La vihuela es un instrumento de cuerdas con forma parecida a la guitarra y que se impuso como el instrumento de moda en las cortes de reyes y nobles durante el siglo XVI, momento en el que alcanza su máximo apogeo en España y donde tuvo un papel similar al del laúd en el resto de Europa.

Y es que, en aquella época, el aprendizaje de la interpretación de la vihuela era parte fundamental de la formación de toda persona culta y aristocrática, ya que en las reuniones y eventos de los altos estamentos nunca faltaba un poco de música de este instrumento para amenizar las sesiones. Para ser justos, guitarras, laúdes y vihuelas convivieron en las veladas musicales, pero el laúd del siglo XV fue desapareciendo en beneficio de la vihuela al tener una fabricación más económica y cumplir con la misma función. La guitarra, sin embargo, nació en entornos plebeyos y no fue hasta el siglo XVII cuando comenzó a quitarle protagonismo a la vihuela como ésta ya había hecho previamente con el laúd.

En su momento de mayor esplendor, a diferencia de la guitarra, la vihuela tuvo seis órdenes (pares de cuerdas), la guitarra tenía cuatro, y en cuanto a la interpretación la vihuela se punteaba mientras que la guitarra se rasgueaba.

A pesar de no haber pasado a la historia como el gran instrumento que fue y, por qué no, que sigue siendo, existieron un gran número de  vihuelista españoles que dejaron una riquísima colección de obras para este instrumento como Luis de Milán, Alonso Mudarra, Luis de Narváez o Enríquez de Valderrábano.

Para los amantes de esta música y para los que quieran descubrir nuevas sonoridades os dejo estas “Fantasias I a la VI” de Luis Milán.