Viernes, 15 de diciembre de 2017

Confaes arremete contra el Ayuntamiento al que acusa de “tomar partido”

La Confederación critica la exención durante Semana Santa de una tasa
Juan Manuel Gómez, presidente de Confaes

La Confederación de Organizaciones de Empresarios Salmantinos, Confaes, ha acusado al Ayuntamiento de Salamanca de “tomar partido” y de intentar “debilitar a Confaes” ante el anuncio de la exención, durante la Semana Santa, de una tasa contemplada en las Ordenanzas Municipales que grava la instalación de elementos decorativos en los comercios. Desde la Confederación dudan “de la legalidad de dicha disposición, que se ha dado a conocer en nota de prensa, de forma improvisada y apresurada, toda vez que visitado el tablón de edictos del Ayuntamiento no figura ninguna referencia a esta exención”. 

Consideran además que “el procedimiento seguido para favorecer al Comercio es inaudito en todo el país: sacar una nota de prensa articulando una exención tributaria, con lo que se vulnera el procedimiento legal y se utiliza como reclamo para favorecer a una asociación “amiga”, con el único afán de darle notoriedad y publicidad, sumiendo al resto de empresas en una total confusión si decidieran acceder al disfrute de estas exenciones”. 

El Ayuntamiento, añaden desde Confaes, “olvida que para ocupar la vía pública en este caso debe solicitarse la correspondiente licencia. Es probablemente la primera vez, que se adquiera un permiso con el mero trámite de notificarlo a una asociación, sin solventar los procedimientos tributarios y administrativos correspondientes”.

Desde la Confederación, aunque señalan que están a favor de todas aquellas medidas que contribuyan a favorecer la actividad económica de nuestra ciudad, advierten que “todas y cada una de las industrias de todos los sectores, incluido el Comercio, deberían ser beneficiarias de las mismas”. Desde la Confederación señalan desconocer “las consultas realizadas para esta propuesta y los criterios empleados para la misma”, así como si esta iniciativa “proviene del equipo de Gobierno, y en su caso si es conocida y admitida por los representantes de los grupos políticos del Ayuntamiento, toda vez que dado el carácter de la nota se interpreta como una “encomienda de gestión” a una de las asociaciones de comercio, a la que se vinculan las solicitudes para disfrutar de dicha exención. Si dicha encomienda ha sido tratada en los órganos de Gobierno correspondiente, y si ha sido premeditada la falta de consulta con el resto de representantes de la empresa en Salamanca”.

Y desde Confaes van más allá al acusar de “permanentes maniobras del Ayuntamiento de Salamanca, en una conducta impropia de quienes representan a todos y cada uno de los salmantinos, para intentar debilitar a la Confederación, favoreciendo a una asociación, en contra del colectivo empresarial más representativo de la ciudad en una clara injerencia de la política en el ámbito de la empresa”.

La Confederación estudia en estos momentos “la denuncia de estas maniobras y su legalidad”, al tiempo que se dirigirá a los partidos que conforman el Pleno municipal para “conocer los términos en los que se ha producido esta exención”.