Martes, 12 de diciembre de 2017

Una asociación con mucho amor

Cuéntame tu sueño

 

Laly Pérez Cuesta es la presidenta de la Asociación de Antiguas Alumnas del colegio Amor de Dios de Salamanca desde el año 2000.

Es una mujer con una fuerza y una capacidad de trabajo inigualable. Es un excelente espejo para todos los miembros de la asociación y el motor que hace que todos los proyectos solidarios se lleven a buen fin.

Cuando hablas con ella y te cuenta los proyectos solidarios que han realizado y los que actualmente están llevando a cabo, te contagia. Su capacidad para transmitir entusiasmo de colaboración es inigualable.

Laly es la piedra angular de un grupo de personas, que como ella, son infatigables a la hora de dar su amor hacia los más necesitados. Todos los miembros de la Asociación son colaboradores activos que sacan fuerzas, tiempo y creatividad para lograr los objetivos de ayuda social.

Su sueño es poder ayudar a muchas más personas necesitadas.

 

Este colectivo se caracteriza por mantener los lazos de los alumnos y alumnas que han pasado por el colegio Amor de Dios de Salamanca y gracias al encuentro anual que se celebra en marzo, compañeros y compañeras que hace muchos años que no se ven, pueden disfrutar de una grata jornada recordando momentos agradables vividos en el colegio. 

El espíritu e ideales del fundador: El padre Usera, siempre está presente en estas personas que emanan amor y ayuda  por donde quiera que pasan.

 

Sin duda que los proyectos solidarios que han logrado financiar en las misiones que la orden tiene tanto en  Mozambique (África,) como en América, (Mexicali y Lima) son un gran ejemplo para la sociedad, tan necesitada de personas como ellas.

Para poder recaudar fondos se realizan diferentes actividades: Gala benéfica, desfile de Vestidos de sevillana, fiesta sin alcohol…. lotería, tómbola …. todos los fondos se envían a las hermanas de los centros donde se está realizando el proyecto lo que garantiza que las obras se finalicen con éxito y transparencia.

También son solidarias con Cáritas de Salamanca e intentan paliar necesidades ofreciendo becas de comedor para familias que tienen pocos recursos.

Desde estas líneas animamos a esta Asociación a que siga dando ejemplo de amor incondicional por los más necesitados y sigan siendo el faro que ilumine y guíe a otras tantas personas que quieren ayudar, pero no saben como hacerlo debido a la desconfianza que existe en la sociedad sobre la falta de transparencia.