Lunes, 18 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Oración del Huerto estrena una variante procesional en su calmado discurrir

CIUDAD RODRIGO | La procesión, con punto de inicio y final en la Iglesia de Cerralbo, se prolongó durante 1 hora y 40 minutos
Momento de la representación del Prendimiento en la Plaza Mayor | Foto @kisanghani

Ciudad Rodrigo culminó el Domingo de Ramos con la procesión de La Oración del Huerto, consolidada totalmente en esta fecha. La procesión de este año, que se prolongó durante 1 hora y 40 minutos, tuvo una interesante novedad, aprovechando el paso procesional del Prendimiento que fue introducido por la Cofradía el año pasado.

En ese estreno del año anterior, el paso fue en todo momento por detrás del paso titular de la Cofradía, Jesús orando en el Huerto de los Olivos, para seguir el orden cronológico de los Evangelios (Jesús fue prendido tras rezar en el Huerto). Sin embargo, este año se decidió ‘jugar’ con el nuevo paso.

Así, de salida, la imagen fue con las manos libres, representando el camino de Jesucristo hacia el Huerto de los Olivos. Debido a ello, este paso fue por delante en el primer tramo de la procesión: calle Cardenal Pacheco, Plaza de San Salvador, Díez Taravilla, Colada y Plaza Mayor.

Una vez en el ágora mirobrigense, y con los pasos alineados, se bajó la imagen del Prendimiento al suelo, para proceder a atarle las manos, reflejando precisamente el momento exacto del Prendimiento. Tras ello, y una vez la procesión se volvió a poner en marcha, fue el paso de la Oración del Huerto el que fue por delante hasta el final de la procesión, que se desarrolló en una noche algo fría pero con el cielo tranquilo.

El primer paso por la Plaza Mayor, narrado por el capellán de la Cofradía, Ángel Martín Carballo desde la balconada del Ayuntamiento, fue seguido por bastantes mirobrigenses, la mayoría de los cuales se marcharon a casa tras ese momento. De este modo, el recorrido final de la procesión por la Rúa del Sol, calle Gigantes, Campo del Pozo, Campo del Pozo, Plazuela Cristóbal del Castillejo, San Juan, Colegios, Velayos, Sánchez Arjona, de nuevo Plaza Mayor y Cardenal Pacheco fue seguido por poco público.

En todo momento la procesión contó con el acompañamiento musical de la Banda de la Ilustre Cofradía de la Santa Cruz, que abrió el desfile tras el estandarte de la Cofradía de la Oración del Huerto. Precisamente, gracias a la presencia de la Banda, la procesión tuvo más empaque, ya que la Oración del Huerto contó con poco más de medio centenar de cofrades en total. Junto a ellos también desfilaron representantes de las Cofradías de Jesús Amigo de los Niños, Jesús Nazareno y La Soledad.

La procesión concluyó en el mismo punto donde arrancó, la Iglesia de Cerralbo, de donde saldrán las dos imágenes para la procesión de La Carrera en la tarde del Viernes Santo.