Miércoles, 13 de diciembre de 2017
Béjar al día

Ramas de olivo y palmas para acompañar a ‘La Borriquilla’

BÉJAR | Hoy se recogen las palmas y ramos de olivo bendecidos, que colgarán de los balcones bejaranos para proteger sus hogares durante todo el año

Procesión del Domingo de Ramos

La mañana de procesión del Domingo de Ramos, con el paso de la Borriquilla, ha llenado de palmas y ramos de olivo las calles de la ciudad, en recuerdo de la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén.

En este día es tradicional que las iglesias preparen ramos de olivo, que tras las celebraciones litúrgicas son bendecidos y puestos a disposición de los fieles, para participar con ellos en la procesión y después son colgados de los balcones, donde se mantienen protegiendo el hogar, hasta el año siguiente.

El paso de la Borriquilla fue adquirido a principios de los años sesenta a una empresa de imaginería de Olot, llamada Talleres de la Carmelitana, J. Llagostera, siendo a partir de entonces cuando comenzó a desfilar el Domingo de Ramos.
 
Esta procesión está organizada por la Cofradía de la Santa Vera Cruz, que también es la encargada de adquirir las palmas procedentes de Murcia, unas con sofisticados trenzados, otras naturales y otras de color verde, estas últimas son batidas en la procesión, que el mismo Domingo de Ramos, celebran a las siete de la mañana los miembros de la Realidad Camino Neocatecumenal, un grupo parroquial que se une durante todo el año, para vivir la fe en comunidad. Esta procesión no lleva imágenes, y va presidida por el presbítero D. Agustín.

Ver más imágenes: