Domingo, 17 de diciembre de 2017

Jesús Despojado puede con la climatología adversa y procesiona

Por quinto año consecutivo, sale recorriendo las céntricas calles  hasta llegar a la Catedral, donde realizan su Estación de Penitencia

La lluvia retrasó su salida pero no ha impedido que  Jesús Despojado recorra nuestras calles con novedades. Para empezar, a la Cruz de Guía le acompañan dos acólitos que portan relicarios con reliquias de Santa Teresa de Jesús, patrona de nuestra Diócesis y Santa Bonifacia Rodríguez de Castro, religiosa salmantina fundadora de la Congregación de las Siervas de San José.

Mereció la pena esperar dos horas para ver al Despojado en las calles del centro histórico, con estas y otras novedades. Impresiona ver ahora el nuevo paso, mucho mayor que el anterior. Una cofradía joven que se mueve, que está haciéndose un importante hueco en la Semana Santa por derecho propio. Una hermandad cuya actividad pastoral, social y cultural no cesa a lo largo del año y que tiene su máximo exponente en la oración poética que se celebra en cuaresma en la iglesia de san Benito, con la participación de varios escritores y un concierto de música.

Al patrimonio de la hermandad se le suma el Estandarte de los Atributos realizado por Manuel García Bellido. Los acólitos estrenan juego de Dalmáticas realizadas bajo el diseño y coordinación de la ejecución de José Antonio Arroyo Villoria.

El paso de misterio también es nuevo y sale en carpintería. Esta primera fase ha sido realizada por Manuel Torres bajo el diseño del paso de Pedro Benítez. En la delantera del paso se estrena el relieve central que representa la Crucifixión, realizado por Manuel Madroñal Isornal. En la delantera del paso se estrenan dos querubines que estarán suspendidos en el canasto y que representan a la Iglesia y una alegoría de la Fe. Y, por último, se incorporan al paso de misterio dos figuras más, San Dimas y un Sayón Romano obras de Manuel Madroñal.

La Cofradía continúa consolidándose en la Pasión salmantina y sale por cuarto año consecutivo recorriendo las céntricas calles de la ciudad hasta llegar a la Catedral, donde realizarán su Estación de Penitencia. Para la vuelta a La Purísima, se adentrarán en las vías más íntimas del casco antiguo dejando estampas de incalculable belleza. En este recorrido les acompañará la Agrupación Musical de la Expiración.

Fotos: Alejandro López

  • El Despojado en la Plaza de San Isidro
  • Jesús Despojado a su salida de La Purísima
Ver más imágenes: