Viernes, 15 de diciembre de 2017
Ciudad Rodrigo al día

La Banda del Nazareno a cara descubierta, novedad en el arranque semanasantero

CIUDAD RODRIGO | En medio de la procesión, un hombre mayor sufrió una aparatosa caída al intentar cruzar la comitiva a la altura del Café Moderno

Con un ojo pendiente del cielo tras haber estado lloviendo durante buena parte del día (dejó de llover sobre las 18.00 horas), Ciudad Rodrigo estrenó en la noche del viernes su Semana Santa 2016 con la procesión de la Virgen de La Dolorosa a cargo de la Cofradía de Jesús Nazareno.

Dentro de la rotación habitual por los templos mirobrigenses, este año La Dolorosa se puso en marcha en la Parroquia de San Cristóbal, a cuyas puertas y en las vías cercanas se congregaron numerosos mirobrigenses para ver los primeros momentos de la Semana Santa de este año. La procesión se puso en marcha una vez se atornilló la corona de la imagen de la Virgen, una operación que tuvo lugar a las puertas del templo.

Tras ello, la Virgen fue izada, colocándose los verduguillos los costaleros para comenzar la procesión, que tuvo una novedad en la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía, ya que desfilaron (al igual que ocurrirá en el resto de procesiones) sin verduguillo, algo que sólo ocurría hasta ahora en la procesión del Resucitado. La Banda solicitó permiso en la última Asamblea de la Cofradía para salir a cara descubierta, ya que el verduguillo les genera problemas de acústica.

Además de los miembros de la Banda, también desfilaron a cara descubierta los niños (varios de ellos tras la gran bandera que abre la procesión) y dos miembros de la Cofradía que iban tras el paso de La Dolorosa junto al capellán, Manuel Peláez. Tras ellos, y como única representación del resto de Cofradías, hubo una integrante de la Cofradía de la Oración del Huerto, que como hecho significativo, desfiló con la túnica de su Cofradía, aunque sin capuchón.

La procesión transcurrió en sus primeros metros por las calles San Cristóbal y Lorenza Iglesias, en cuya parte final tuvo lugar un incidente: un hombre mayor se dispuso a cruzar el ancho de la procesión (a mitad de la comitiva), tropezando y dándose un fuerte golpe con el suelo. Tras ser levantado por varias personas (incluidos miembros de la Cofradía), se le sacó a un banco cercano, con heridas en las manos y parece que en la cara. Por precaución, se avisó al 112, acudiendo una ambulancia para atenderle.

Tras ese sobresalto en medio de la procesión, La Dolorosa continuó su camino por la calle Laguna, por donde la cola de la procesión aceleró su paso, ya que se vio venir por la calle Santa Clara a la ambulancia para atender el hombre herido (finalmente la ambulancia callejeó para llegar al lugar del incidente).

La procesión continuó por la calle Santa Clara para llegar a la rotonda del Árbol Gordo, siendo la primera procesión que pasaba por allí desde la colocación de la encina gorda. La comitiva continuó por el Registro, calle Campofrío, Muralla, Rúa del Sol y Plaza Mayor, donde llegó en torno a una hora después de salir. A continuación, la procesión se dirigió por la calle Cardenal Pacheco hacia la Catedral, de donde volverá a salir en la mañana del Viernes Santo para la procesión del Encuentro.

Ver más imágenes: