Miércoles, 13 de diciembre de 2017

Denuncian el aumento de las agresiones al personal de enfermería 

Aseguran que el “botón antipánico” no funciona y dicen que es una muestra más de la falta de acción de Sacyl ante este problema

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León, ha registrado un aumento de las agresiones al personal de enfermería en el último año, especialmente las agresiones verbales, según ha podido constatar en su registro. “Es una consecuencia más del contexto de crisis, los recortes y el aumento de la presión asistencial, especialmente en Atención Primaria, donde se han eliminado las sustituciones del personal, lo que genera más profesionales “quemados” y un deterioro de las condiciones laborales”, comenta Silvia Sáez Belloso, secretaria general de esta organización sindical en la Comunidad.

A esta situación hay que añadir la falta de implicación y acción de Sacyl ya que el “botón antipánico,” que se puso a disposición de los profesionales en las consultas, para avisar en caso de agresión, no funciona, lo que es una muestra más de los constantes fallos del sistema informático.

 “Solicitamos una mayor implicación de la Consejería de Sanidad ya que afecta a las condiciones en las que ejercen su función los profesionales y a la calidad de la atención que se proporciona a los pacientes,” añade Silvia Sáez Belloso. Desde el sindicato se pide  actuar a todos los niveles con más prevención, sensibilización, información y apoyo.

 Ante una lacra que afecta muy especialmente al colectivo enfermero (ocho de cada diez enfermeras han sufrido en algún momento de su trayectoria profesional una agresión verbal o física), desde Madrid el Sindicato de Enfermería, SATSE, ha demandado, con motivo del Día Nacional contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, que el nuevo Gobierno, una vez se constituya, trabaje en la elaboración de una normativa específica que proteja a los profesionales de todo tipo de agresiones, tanto físicas como verbales.