Viernes, 15 de diciembre de 2017
Béjar al día

Los Reyes presiden, de forma honorífica, la comisión interinstitucional del VIII Centenario de la Universidad

BÉJAR | Las empresas que aporten financiación a las actividades conmemorativas obtendrán importantes exenciones fiscales, por considerarse un acontecimiento de ‘excepcional interés público’

Mariano Esteban, vicerrector del VIII Centenario

En el año 2018 se celebrará el VIII centenario de la Universidad de Salamanca, con motivo de este acontecimiento histórico, ya se está trabajando desde distintas instituciones en su organización.

Aprovechando la presencia en Béjar del vicerrector del VIII Centenario, Mariano Esteban, para la inauguración de la exposición de la Escuela de Ingeniería Industrial, le hemos preguntado sobre lo que va a suponer para la Universidad esta conmemoración.

Esteban ha manifestado que este aniversario tratará de aprovecharse para que la Universidad mejore. Ha añadido que desde la organización se intentarán articular procedimientos y procesos que permitan esa mejoría, destacando que sus objetivos serán puramente institucionales ligados a la Universidad, y aunque también habrá un plan global de actividades propias de una conmemoración, que tendrán repercusión promocional a nivel de congresos, cultura y turismo, ese no será el fin, recalcando la importancia que va a tener este acontecimiento en esa mejora real con la que se pretende contribuir favorablemente en el entorno de la Universidad de Salamanca y las localidades en las que ésta tiene presencia.

Para cumplir estos objetivos se están organizando una serie de planes y programas con los que se fortalecerá la Universidad en aspectos en los ya es fuerte, uno de los más relevantes estará relacionado con el español, con la producción de materiales, la realización de cursos y la investigación en el ámbito del español como lengua extranjera, de la que la Universidad de Salamanca ya es potencia mundial. Además ha avanzado que se incorporará un edificio nuevo, donde estaba la antigua sede el Banco de España, para convertirlo en un centro internacional de referencia del español.

Otro de estos programas tratará sobre cuestiones relacionadas con el patrimonio histórico, no sólo porque geográficamente, Salamanca está situada en un ámbito de gran riqueza patrimonial, sino porque la Universidad, a su vez, es propietaria de un inmenso patrimonio cultural muy valioso, que necesita restaurarse. El Vicerrector considera que esta será la ocasión para encontrar los cauces de financiación que permitan que en el futuro se pueda atender adecuadamente.

También ha explicado que se está trabajando el aspecto de la dimensión iberoamericana de la Universidad de Salamanca, con una serie de planes ligados a reforzar su presencia y liderazgo en esos países.

El Vicerrector ha querido destacar que no se trata sólo del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca, sino de todo el sistema universitario español e iberoamericano, por ese motivo, será el propio Gobierno español el que realizará actuaciones que tendrán a la Universidad de Salamanca como banco de pruebas en cuestiones de investigación, de profesorado, de mejoras de la organización interna de las universidades, etc.

La conmemoración del VIII Centenario, por tanto, va a ser un acontecimiento de estado, cuya organización no corresponde sólo a la Universidad de Salamanca, sino a una comisión interinstitucional presidida honoríficamente por los Reyes, y en la parte ejecutiva,  a la Vicepresidencia del Gobierno, que tendrá la última palabra en la aprobación de planes, programas y proyectos.

Mariano Esteban considera importante reseñar, que desde el punto de vista fiscal, es uno de los acontecimientos denominados de excepcional interés público, por lo que permitirá a las empresas que aporten financiación a las actividades relacionadas con el VIII Centenario, que tengan exenciones fiscales muy  importantes. Esta será una forma de financiación indirecta que dependerá de la capacidad de captación de recursos privados de la organización de la Universidad.

En la actualidad, cuentan con el presupuesto normal de la Universidad del que se destinará una pequeña parte a las actividades relacionadas con este evento y de una aportación modesta que llega a través de los Presupuestos Generales del Estado, por lo que están tratando de reivindicar financiación directa del propio Estado a través de los diferentes ministerios implicados.

Béjar también forma parte del conjunto de la Universidad de Salamanca, por lo que Mariano Esteban asegura que se la considera “al mismo nivel que los edificios de la calle Libreros y por tanto también estará incluida en todos los planes y objetivos del VIII Centenario”