Lunes, 11 de diciembre de 2017

Caja Rural de Salamanca incrementó un 15,8% sus beneficios en 2015

La entidad cerró el pasado ejercicio con casi cuatro millones de beneficios, incrementando su plantilla y continuando con su política de expansión

Caja Rural de Salamanca aumenta un 15,83%, en su resultado antes de impuestos, a cierre del 2015. El resultado del ejercicio del 2015 demuestra, una vez más, “solvencia, profesionalidad y buen hacer por parte de la entidad salmantina” que cierra el año con casi cuatro millones de beneficios, incrementando su plantilla y continuando con su política de expansión.

Con un modelo de banca diferente, la cooperativa de crédito “cercana, transparente y sostenible, sigue demostrando que es capaz de competir con éxito en el mercado financiero”, ya que la Caja ha conseguido un resultado antes de impuestos de prácticamente 4 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,83% respecto al ejercicio del 2014.

Un total de 925,9 millones de euros son los recursos totales de clientes que Caja Rural gestiona, un 6,96% más sobre el ejercicio anterior, mientras que 807,8 millones de euros son los activos totales medios conseguidos por Caja Rural de Salamanca, que asciende cada año pese a las dificultades actuales del sector financiero.

La ratio de capital se ha incrementado casi medio punto más que el año 2014, llegando a un 19,45%. De esta manera, la Caja Rural sigue liderando el título de ser una de las entidades financieras más solventes del sistema financiero español. Además, la ratio de mora es de 3,69%, lo que demuestra que Caja Rural de Salamanca tiene una de las tasas de morosidad más bajas del sistema financiero español y que dispone de un ratio de cobertura del 76,42%.