Lunes, 18 de diciembre de 2017

Una noche entre el crujido y la piedra

El imponente paso del Misterio de Nuestro Padre Jesús Despojado ya descansa en la Purísima
"Levantá" del paso (Foto de Álex López)

El imponente paso del Misterio de Nuestro Padre Jesús Despojado ya descansa en la Purísima. Allí permanecerá hasta que en la tarde del Domingo de Ramos se vuelva a abrir la puerta para que, ya con el grupo escultórico al completo sobre él, salga a pasear por las calles de Salamanca. El paso ha llegado a la Purísima gracias a la entrega de los costaleros de la hermandad, que han empujado y han arrimado el hombro por las empedradas y, en ocasiones, empinadas calles del casco histórico salmantino. Una noche en la que la madera ha crujido entre piedras doradas en el camino a casa del nuevo portasueños de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Despojado. 

Alejandro López Redondo

Ver más imágenes: